Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2010

Bringing down the horse

Otro de los discos que escuchaba una tras otra vez mientras editaba en las largas y maravillosas noches del CUEC era el Bringing down the horse de los Wallflowers. Siempre he pensado que tiene una vibra maravillosa y el orden de las canciones es perfecto, tiene una bella progresión que te lleva a recorrerlo sin pausas ni aburrimientos. Es un gran disco para carretera o para escucharse de noche, repleto de canciones que hablan sobre corazones rotos o desencantados. Sumido en sus sonidos tradicionales de soft country rock, uno sueña con conocer a una bella chica de labios con sabor a azúcar y mandarinas.One headlight es la canción más famosona del álbum, seguro todos ustedes la conocen. En alguna parte la letra dice:
This place is always such a messSometimes I think I'd like to watch it burn I'm so alone, and I feel just like somebody elseMan, I ain't changed, but I know I ain't the same
Y el coro dice así:
Come on try a little Nothing is forever There's got to be somet…

Shopping spree!

Hojeando un Tvnotas en el walmart cercano a vuestra casa (que es la mía) me tope con un intrigante articulo en el que se aseguraba que Ninelita Conde había pasado una fogosísima noche de pasión con el cantante Luis Miguel. Mi primer pensamiento fue "Uuuuuuufffffff, una más!!!! condenado....". Mi segundo pensamiento fue: "¿acaso las chicas que echan malabar en la cama del cuate ese, se sentirán obligadas a citar esa actividad en su curriculum? digo, será un requisito laboral?". Luego traté de hacer una lista mental de las mujeres que (supuestamente) han jugado pin-pon-papas con el cantantucho en cuestión, y me pareció que sería una entrada interesante para este blog. Sólo que al final los intelectuales que escriben para la revista H tuvieron la misma idea, y en su edición de este mes incluyeron un articulo llamado "las mujeres de Luis Miguel". Sobra decir que dicho descubrimiento me dejó devastado, por lo que tuve que salir a hacer compras de consolación. …