Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2010

Sorpresa sin sorpresa.

Lo encontramos en el piso, desnudo, empapado en sudor. El rostro pálido, deforme por el indescriptible dolor de una arteria totalmente bloqueada. Sus años de fumar, de beber, de vida licenciosa están cuidadosamente grabados en su jodido cuerpo de 63 años. Mi papa esta en el suelo de su cochambroso cuarto, muriendo, de una manera ruidosa, indigna, penosa, nada sorpresiva.Muchas veces le dijimos "ya no fumes" pero nunca escuchó, siempre contestaba " de algo se tiene que morir uno". El problema es que él nunca pensó en la otra alternativa: que no te mueras, al menos no de un jalón.A mi hermano se le quiebra la voz y se le llenan los ojos de lagrimas, esta lógicamente afectado, como que nunca pensó que le tocaría ver algo así. Yo tengo ya años viviendo este momento (cada vez que me marca mi papá al celular pienso que es para decirme "mijo me estoy muriendo") así que aunque no quiera debo ser el hermano mayor, mantener la cabeza fría para tomar las decisiones …