Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2011

Batidos de leche nativos

Volví a ver este video el fin de semana y honestamente no se como sentirme.  Prejuicios aparte, la canción tiene una producción impecable desde donde la veas: The Neptunes conocen su trabajo y manipulan el sonido a voluntad: una linea de percusión muy sencilla y un teclado emulando un bajo distorsionado dan la base, todo lo demás son algunos tecladitos y voces por aquí y por allá, manteniéndolo elemental, directo.  La letra es tan boba que aturde; Si sólo la lees en una hoja de papel no tiene impacto alguno: es un texto sobre alguien que hace buenos batidos de leche y es un tanto celoso con la receta. pero una vez que añades la música...  se vuelve un ente obvio-sexoso-primitivo que asegura que la interprete de la canción "como lo mueve lo bate" y te montara un chou siempre y cuando haya alguna especie de intercambio económico. Hasta aquí todo es terreno común, hay cumbias igual de sexosas. El problema es cuando a esta mezcla, de por si inestable, le sumas el video... oh my…

Pezones fuera de control!!!!!! volumen 2

Ahora que tengo mis nuevos lentes de contacto, he estado viendo un poco más de lo habitual. Son un poco menos molestos que los lentes viejos, pero traen otras muchas incomodidades de las que luego platicaré. Pero ese no es el tema de esta entrada. El caso es que ahora veo algunos detalles que antes eran imperceptibles para mi topesca mirada. Por ejemplo el otro día , de regreso de la tienda de materias primas que está en José Martí, la pioja y yo bajamos por Av. Jalisco, que es básicamente un chiquero: Imaginen que así como hay un barrio chino en el centro, Avenida Jalisco es como un mini-Bagdhad: Calles llenas de baches, banquetas rotas o levantadas, coladeras abiertas, puestos callejeros de comida, autos por todos lados circulando caóticamente, ruido, basura y un chorro de locales semi-derruidos donde venden zapatos y ropa de bajísima calidad. Hagan de cuenta como las locaciones donde filmaron "The Hurt Locker" ¿si la ubican? ¡pues así mero! Un autentico espanto a escaso …