Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2012

El México que nos queda

El señor que vende tamales oaxaqueños por mi casa cuenta que le pagan $4 por cada tamal que vende. Aparte lo dejan dormir en el lugar donde, junto con otros compañeros, prepara los tamales por la mañana. Son las 11, 12 de la noche y se escucha el altavoz que reza "tamaaaales, calientitos los tamaaales".
El señor esta muy contento, porque como no debe pagar renta, la lana que saca de vender tamales, se la gasta en chupar con sus amigo tamaleros, y a veces, los patrones le venden la bebida mas barata, porque ellos la compran en el "Sams". A veces hasta se la fían a cuenta de los tamales que venda la semana próxima. El problema es que luego si no vende su cuota, debe apoquinarle com pueda.
No tiene seguro social, ni fondo para el retiro, ni aguinaldo y ni de chiste le pagan horas extra. Tomando en cuenta que por la mañana hace los tamales y por la tarde y noche los vende, estamos hablando de cuando menos una jornada de 12 horas.
Y el señor de los tamales esta contento…

Reflexiones antes del fin del mundo

¿A poco no es triste que las campañas publicitarias hagan pensar a las mujeres que tener curvas esta mal? Si tan sólo se dieran cuenta que el 98.3% de las campañas de moda son diseñadas/coordinadas/arruinadas por hombres gay que no tienen ni idea de como debe lucir una mujer de verdad... y no es nada contra la comunidad gay... cada quien su vida... pero si le están dando en la madre a la percepción de la figura femenina. Lo que me lleva al segundo punto: Yo creo que hemos llegado a un momento en la historia en el que una nueva categorización de la ropa masculina en las tiendas departamentales es necesaria: Tienes que soplarte 225 mini-playeritas de cuello profundo en V y manga extra corta para encontrar una camiseta decente, y con decente me refiero a que no andes transparentando el pezón o enseñando el ombligo apenas sople el viento. ¿qué onda con eso? y esos pantalones de lápiz color rojo o rosa o amarillo.... caray... lo prudente sería que en las tiendas hubiera una seccion para ca…