Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2013

De personajes que sólo hablan y caminan.. y de vez en cuando le dan calor a la hermana o a la prima.

De verdad, no puedo concebir cómo es que Game of Thrones, la serie de HBO, tienen tanto éxito. De los 500 minutos de dura aproximadamente una temporada, 400 son de personajes hablando (casi siempre mientras caminan) frente una cámara pobremente colocada. De esos 400 minutos, sólo en 50 aparece el mejor personaje, Tyrion Lannister, lo demás son diálogos largos y casi de telenovela, siempre siniestros, o maquiavélicos, hay malos super malos y buenos super buenos. Nadie tiene nunca una platica ligera o casual, siempre es explicación de trama. Los actores son indiscutiblemente brillantes, y de alguna forma  sacan adelante el dialogo, pero caray... un poco más de mostrar la acción en vez de que nos la cuenten. ¿No? De los 100 minutos que restan, 20 son de chichis naturales, algunas pequeñas, algunas grandes, algunas caídas, algunas paradas. 35 minutos son de cosas sobrenaturales; pedos negros que pueden matar reyes, zombies, inexplicables asesinos ultra eficientes de rostros intercambiabl…

Frosting On The Beater

Imagen
Frosting on the Beater de los sensacionales Posies cumple hoy 20 años.  Ya fue en algún momento disco de la semana en este humilde blog, pero me parece apropiado celebrarlo una vez más.
El disco aun se siente fresco. Las buenas canciones no envejecen.  Si quieren leer lo que escribí sobre los posies hace como 4 años, lo pueden encontrar aquí. Hace poco volví a ver Clerks. Kevin Smith no es un super director, pero siempre hay algo divertido en sus trabajos. Y como que esta canción agarra ondita con las imágenes de la película. (Si no la han visto, la pueden cachar en netflix.) Vaya pues una felicitación para Ken Stringfellow, Jon Auer, Mike Musburger y Dave Fox. Su música me ha hecho muy feliz.

Esa vez que fui albañil, parte 2

Imagen
Mientras veia el auto de mi mamá alejarse, trataba de entender bien lo que acababa de pasar. El arquitecto (cuyo nombre ya no recuerdo) me preguntó de manera conciliadora: -Así que no quisiste ir a la escuela... - - Sip - contesté yo. El arquitecto me pidió que lo siguiera y me llevó al centro de la construcción. Ahí había un grupo de albañiles echando el taco. Luego de las presentaciones pertinentes, el arquitecto se fue y yo me quedé. Me senté en un tronco a esperar que los maistros acabaran su desayuno. La salida de casa había sido tan repentina que yo no pude comer nada, pero definitivamente lo que los señores estaban comiendo no se me antojaba: Coca con huevo; y no digo que huevitos revueltos o estrellados con coca cola (Mmmmhhh eso si se me antojó) Yo digo que a un vaso de Coca-cola le echaban un huevo crudo, lo revolvían con algo que alguna vez fue una cuchara, y se lo tomaban como un licuado.... ¡guac! Uno de los comensales notó que me estaba empezando a poner colorado por el…

Superficializando la (in)existencia de (un)Dios

Imagen
La prueba indiscutible de que "Dios" no existe, (al menos no de la manera que en la escuela nos enseñaron), está en la música. En especifico en la música de aquellos talentos que un buen día vieron una figura de la virgencita en el fondo de una botella de mezcal, o en la corteza de un pan tostado y pum, de repente ya son super creyentes y se ponen todos preachies a querer sermonearnos y decir que el camino del exceso no esta chido y bla bla bla, mientras se abanican con sus millones. Todo músico que en algún momento fue sensacional y de repente "se encontró" a "Dios", en un instante se vuelve predecible y apestoso.... a veces medio excéntrico también. Ahí esta Prince, Richard Ashcroft, Bob Dylan, Lou Gramm... Yuri... Leonard Cohen... y un millón más.   No estoy en contra de la espiritualidad. De alguna manera tenemos que tratar de darle sentido a lo insignificante de la existencia humana. El abrumador descubrimiento de la minúscula relevancia del planeta…

La Nueva Cineteca Nacional

Imagen
La pioja y yo fuimos a conocer la nueva Cineteca Nacional. Se nota que la abrieron al aventón y nomas pa´ presumir obra;  todo está a medias o con terminados a la "nomas ahorita". Palas, picos, montañitas de cemento y varillas pelonas por todos lados.  Sin embargo, la idea esta bonita, y si algún día concluyen las obras, puede ser un lugar muy especial. Hay salas nuevas, más áreas verdes, una pantalla al aire libre y un estacionamiento multinivel que ofrece más intimidad a las parejas que no desean pagar un hotel. Hubo varias cosas que llamaron mi atención: primero que nada, cómo un espacio en el que pasé taaanto tiempo cuando fui a la escuela, puede resultarme ahora tan taaaaan taaaaan ajeno. Salvo por los arbolitos de adentro, no pude reconocer nada de mi pasado cuequero ahí. Segundo: La cantidad de espacios "Stoner friendly" añadidos al recinto. Ya no es como antes, que si alguien quería echarse un "churrito" tenia que irse al panteón de enfrente. Aho…