La Nueva Cineteca Nacional

La pioja y yo fuimos a conocer la nueva Cineteca Nacional. Se nota que la abrieron al aventón y nomas pa´ presumir obra;  todo está a medias o con terminados a la "nomas ahorita". Palas, picos, montañitas de cemento y varillas pelonas por todos lados. 
Sin embargo, la idea esta bonita, y si algún día concluyen las obras, puede ser un lugar muy especial. Hay salas nuevas, más áreas verdes, una pantalla al aire libre y un estacionamiento multinivel que ofrece más intimidad a las parejas que no desean pagar un hotel.
Hubo varias cosas que llamaron mi atención: primero que nada, cómo un espacio en el que pasé taaanto tiempo cuando fui a la escuela, puede resultarme ahora tan taaaaan taaaaan ajeno. Salvo por los arbolitos de adentro, no pude reconocer nada de mi pasado cuequero ahí.
Segundo: La cantidad de espacios "Stoner friendly" añadidos al recinto. Ya no es como antes, que si alguien quería echarse un "churrito" tenia que irse al panteón de enfrente. Ahora ahí mismo en las funciones al aire libre, o en los pastitos de en medio o en el estacionamiento, cualquiera se puede echar su gallo y entrar bien puesto a ver las películas de los egresados del CCC, para ahora si, agarrarle la onda a su discurso tropi-psiconautico papi. 
Tercero: Solicitan personal para taquilla. Mañana mismo mandaré mi solicitud para ahora si poder vivir del cine, aunque sea desde afuera. Aparte podré saludar a todos mis conocidos mientras les vendo sus boletos para la ultima de Chautchakovlowski we, reseñaron su peli en la Vice we, y dicen que esta bien acá we.
La verdad ya me había mal acostumbrado a los cines de cadena, y a sus asistentes irrespetuosos y parlanchines. Acá todo más refinado y civilizado, al menos en apariencia.  Más te vale apagar tu celular, no querrás ser el naquete que se ponga a hablar por teléfono a la mitad de la proyección. 
Sigue habiendo una cafetería en la que la gente nice se exhibe, pero desde la proliferación de los Starbucks, ya me he desensibilizado un poco de esa situación. Y la verdad si esta curioso oírlos hablar de las películas y de la vida en general, véanlo como un extra al boleto de entrada.
Si tienen oportunidad, dense una vuelta y conozcan la nueva Cineteca. Y si no llevan churros, no se preocupen yo se de alguien que va a estar proximamente de base en la taquilla 3 y les puede ofrecer de esa misma que dejo ciego a Rigo Tovar.... pura vida papá.
Y si les sobra trip, acá les dejo este videazo fotografiado por el maravilloso Tabbert Filler y dirigido por Steve Hanft. Los Radar Brothers todavía rifan.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas