¿Por que no salí aficionado al panbol caray?


Soñé que me metían alambres en las rodillas, justo la noche anterior a mi regreso a las canchas de básquetbol. Obviamente a la mañana siguiente no fui a jugar.

¿Hay realmente aquí gente a la que le interese el baloncesto? Ya no pasa en la TV abierta, y en cable rara vez puedo cachar algún partido, y si lo pesco es de los Cavs contra alguien mas (¿No se cansan de ver a Lebron James? Ya sabemos que es bueno, pero su equipo es aburrido, y en consecuencia los juegos también)
De verdad no se por que me gusta tanto el basket, mi afición me ha traído mas disgustos que placeres. Ninguno de mis amigos juega, por lo que debo ir yo solo al deportivo, y pasármela practicando tiros de línea y dribbles. Y fue jugando basket como termine con mi carrera como guitarrista, al distenderme de manera severa el pulgar izquierdo.

Debí haber nacido fan del futbol, ese es un deporte que a todo mundo le gusta, se puede jugar perfectamente bajo el influjo de cualquier sustancia espirituosa, y solo necesitas un IQ de 34 para entenderlo. Se puede jugar con un bote de frutsi y mucho animo. En cambio pal basket necesitas una superficie dura y plana y al menos un aro, ¿y jugar borracho? Ni pensarlo, en la universidad me toco ver a varios tipos que intentaban hacerlo, y lo único que conseguían eran narices sangrantes y tobillos torcidos.
Es mas, recuerdo que tuve una novia, solo por que jugaba basketball, que estaba guapa y todo eso, pero su plus era justamente ese, que jugaba. Recuerdo que vivía Lejisisisisimos, uffffffff taaaaan lejos que nomás de acordarme se me cambia el horario, pero esa es otra historia. Con ella podía platicar sobre los soles de Phoenix y sir Charles Barkley. El problema es que no teníamos nada mas en común, nada. Así que fue un romance fallido y duró menos que una temporada regular de la NBA. Aparte me puso el cuerno con un futbolista que pa colmo, se fue de mojado a trabajar a Phoenix. (Estupida justicia poética) A partir de ahí entendí que liarte con una chica solo por sus preferencias deportivas era la peor idea, Aparte afrontémoslo, una chica que escoja un partido de la NBA sobre una película con, digamos, Aidan Quinn sencillamente no existe.
Hasta mi santísima novia sale afectada con todo este asunto del baloncesto: Ahí tienen a la pobre teniendo que fumarse mis platicas sobre el draft y el trade deadline y la transformación de los power forwards y bla bla bla, ella muy amablemente me escucha y asiente con la cabeza, aunque en realidad ella preferiría que habláramos sobre vasos naranjas, cortinas de baño y “tu casa mi casa”. Es mas, su amabilidad llega hasta el punto de aceptar jugar el NBA ´06 conmigo, aunque le aburra horrores.... ahhhh como la quiero....
En fin, en navidad me regalaron no uno, sino 2 balones de basket, y es la fecha en que todavía no los estreno. Probablemente mañana, no se. A veces pienso que debería cambiarlos por balones de Soccer y caguamas, para empezar una afición que si pueda compartir con alguien. Claro que para eso tendría que aprender a escupir gallo verde todo el tiempo, a decir “Guey” siempre al final de cada oración y referirme a las progenitoras de mis amigos como “Tu puta pinche madre, culero”

Caray.... difícil decisión.

Comentarios

ÐÆxter dijo…
Siempre tan profundo Evers...
JL dijo…
Si te arrepientes de tu pasado 49er y juras solemnemente ser fiel a los campeones Pittsburgh Steelers, podríamos recibirte en nuestras filas antes de que regreses a ser fan del América o a los vaqueros de Dallas. Me avisas.
Juan Evers dijo…
ÐÆxter:
¿Que puedo decir? corre sangre de poeta-filósofo por mis venas.


Jose Luis
Mmmmm, no gracias, me quedo con mis 49ers. Nunca le he ido al America, y los vaqueros me repatean.
alveitor dijo…
Es mejor que ningún deporte en particular, sea de tu preferencia, así no te disgustas nunca con ese menester. Yo solo veo las olimpiadas y el mundial, pero mas bien por aquello de estar al día y poder hablar, porque durante esos eventos no hay arena donde debatir otro tema.

Un abrazo.
Chrontázar dijo…
Y bueno, acá por la Hermana República de la Torta Ahogada sucede lo mismo y a esta servilleta en particular también. En el barrio todos eran panboleros y yo, nomás por llevar la contra (malditos años de puberto) me dediqué al básket y ver fucho americano (cheers for 49ers), es más, hasta hockey veía (oiga asté, si ni hielo hay acá). Primer error, ya que después fueron los libros y el rock & roll y la banda del barrio nomás hablaba de fucho y escuchaban música de banda. La distancia era insalvable.

Igual si quiere nos echamos un one-on-one virtual (y no es una propuesta indecorosa, que quede claro).

Na Zdravje.
Anónimo dijo…
pues mira mi evers tines buenos gustos deportivos buenolo uno malo le vas a los niners pero pues siempre puedes hecharme un grito y hercharnos una casacara de basquet y si no un tochito uno contra uno pero bueno creo que ya estas suficientemente tenso con lo del disco.
saludos beno
Juan Evers dijo…
Chrontázar:
Suena padre, pero desafortunadamente, no tengo conexion a internet para mi consola PS2. Sin embargo, no descarto una cascara cuando vayamos a Guanatos.
Un abrazo

Beno:
Jejeje, no hay problema, mientras mas se acerca la fecha de grabacion, menos tenso estoy.
¿Que tienes contra los ex-poderosos 49ers? el equipo de Young, de Rice, de Montana... ahora en el draft nos volveremos a forrar de talento
un abrazo y gracias por pasar por aqui
Anónimo dijo…
yo recuerdo haber dejado un comentario acerca de tu ingratitud hacia pasados companeros de cascara de basquet, juanzenegger, pero ya no lo veo. en fin, aquella novia tuya nomas por aficionada al basquet me cae bien. lo del cuerno con el panbolero ya no tanto. en fin, que nomas queria decir que recordaras a tooooodos tus anteriores complices de juego en las canchas. o habre puesto mi comentario en algun otro lugar??
en fin. lo reitero. ingrato pues.
Juan Evers dijo…
Pues no se de otro comentario, aqui esta todo lo que ponen, sea bueno o malo. no hay censura.
Si recuerdo a mis compañeros de cascara, pero son mas las veces que he jugado solo, que las que he jugado acompañado, lo siento.

Un abrazo

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas