Creo que no le caigo bien al papayita

– Se me antojan unos chilaquiles – dice el papayita, acostado en una camilla mientras lo regresan a su habitación – Pues solo que te los demos sin la salsa, la cebolla, la crema, las tortillas y te los licuemos para dartelos en el suero – Dije yo. 

Silencio. 

Trago saliva y sigo – ¡No manches! ¿Que te hicieron? ¡¡¡ni se te nota nada!!!, ¿Pues que copa pediste? – le comenté yo mientras lo examinaba con la mirada. 

– ¡La operación fue de vesícula, no de cambio de sexo, ¡Tarado!. 

– Ahhhh...... ¿ que tiene que ver la vesícula con que te guste Jamiroquai y tengas 5 tipos distintos de rayadores de queso? 

– Eres un tarado. 

– Eso ya me lo dijiste, pero no has contestado mi pregunta.


Comentarios

Claro que le caes bien. Lo que pasa es que era su primera vez en un quirófano. De que te aprecia te aprecia. Recuerda que el peor momento de Luis (desconoce a todos)es cuando no ha comido y el martes llevaba casi 24 horas de ayuno.

Un beso y gracias por estar cerca y apoyarnos.
LFuentesP dijo…
Y traía morfina en mi organismo.

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.