The Joshua Tree

Pues aun no me otorgan la beca Slim para el consumo voraz de productos fonográficos, pero desde la hermana república de Suiza, me llegó una aportación a la Fundación Juanito Evers, vía el señor Thomas K.
Esta impecable re-edición me la obsequio el buen Thomas, y por eso estoy harto agradecido. Tanta fue mi gratitud que tuve que obsequiarle mi copia en cd del Joshua tree, que tenía desde 1993, y que ha viajado conmigo por toda la república mexicana. (así es, antes de los ipods, la gente cómo yo tenía que cargar con su selección de discos al lugar al que fuera, y recuerdo haber oído ese disco en especifico en hartos viajes a Morelia y Guadalajara.)
Ahora Thomas le dará buen uso. 
También sé que originalmente había dicho otra cosa, pero voy a cambiar de opinión: a mi también me hubiera gustado escribir "Red Hill Mining Town".  El coro de esa canción aun hace eco en mi memoria, mezclado con el escalofrío del aire acondicionado de un autobús perdido entre el DF y Jalisco. Aunque también me hubiera gustado escribir In god´s country o one tree hill
¿Ya les había dicho que amo viajar en Autobus? Creo que la siguiente entrada hablara de eso... o de Winona Ryder, ajua!
Yo aprendí a tocar la batería escuchando el Joshua Tree, así que es justo que esta obra maestra de 1987, repleta de buenos momentos, sea el disco de la semana, por el poder de blogspot, y del buen Thomas.

Comentarios

LFP dijo…
Cargar con su selección de discos?
De verdad?
Háblenos más de esos tiempos señor Evers.
Híjole Junito, que lejanos aquellos tiempos en los que cargábamos el "discman" o "CD Walkman" y un bonche de discos en estuches quitaespacio (la hora de cambiarlos era lo peor) Aplaudo los adelanto de la técnología: Larga vida al iPod y por supuesto a la buena música. Un abrazo
Anónimo dijo…
lo mas dificil era elegir los discos que te cabian en el super estuche. siempre habia algun dilema entre dejar alguno o retacar el estuche aunque no cupieran bien. era todavia peor cuando cargaba uno cassettes. esos si que eran estorbosos. y ni que decir de las pilas de repuesto. uf, que tiempos.

gabriela

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.