día 16

Hoy me desperté queriendo oír Phil Collins, específicamente “It’s In Your Eyes” lo cual me pareció extraño, ya que me fui a la cama con el “Orchestral Pop Noir Romantique” y no había forma de que me llegara el antojo de la fast food music. A lo mejor es un desorden del sueño aun no descubierto, y que aqueja a los que escuchan la Ke-buena: una noche se van a la cama escuchando Dvorak y a la mañana siguiente están en el humor de la banda Maguey. Lo voy a bautizar como el “Desorden Austria-Tlanepantla” y lo iré a registrar hoy por la tarde. Me pregunto si se podrá tratar con medicina alopática o con acupuntura. Por lo pronto ya he comprobado que ese desorden se agrava con cerveza. Hasta el mas quiquis de mis conocidos fanáticos de Carcass y Agnostic Front desea escuchar a Juan Gabriel después de 2 caguamas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas