El nuevo de The dears


Ya escuche el nuevo disco de The Dears, (sigo esperando que la copia física llegue a mi casa) de momento solo tengo la descarga digital. Puedo decir que por el cambio de integrantes, la banda (al menos en el estudio) perdió algo de brillo, algo de explosividad. Es un disco tristón, melancólico, mid-tempo, y que me di el lujo de comprar a 15 dólares (de a 14 pesos cada uno) + el envío. Todavía no puedo decir si es un gran disco o no, pues todo lo construido  en los últimos dos materiales fue demolido tras la separación. Es un grupo distinto y no se si este grupo , también puede ser mi grupo favorito. Al final, todos los integrantes que dejaron la banda, tenían una agenda distinta, The Dears era su trabajo y cuando no les aporto mas, simplemente tomaron su camino. Así es como deberían funcionar las cosas: que el trabajo no sea vea como una condena de cadena perpetua.
En “El Club de la lucha” Tyler Durden dice que aceptamos trabajos espantosos para poder comprar cosas que en realidad no necesitamos. No se si honestamente necesito este disco nuevo de The Dears, (el nuevo de elbow SI lo necesitaba y sin dudar se lo compre al señor Slim bien caro). Pero se sintió maravilloso poder comprar sin pensar que a lo mejor me haría falta el dinero para otra cosa mas....necesaria.
No quiero quejarme de mi “trabajo espantoso”, quiero aprovecharlo hasta que los caminos se separen.... Igual que los Ex-Dears.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas