Antes de que acabe el año

Primero que nada, muchas gracias a todos lo que de alguna forma mostraron preocupación por el estado de salud de mi padre; me hicieron sentir leído, y eso siempre es un honor. A veces tengo la sensación de que nadie pasa por este blog, pero sus respuestas me demostraron otra cosa. Muchas gracias.
Mi papa ya esta mejor, todavía no puede decir "tres tristes tigres" fluidamente, pero ya puede ver el voleibol femenil en la TV con todos sus atributos saltarines y emociones al descubierto. Esperemos siga mejorando.
Pasando a otra cosa...
El 14 de febrero tocarán The Dears en el lunario. Desde luego voy a ir. Ya se que había escrito que el nuevo material era distinto, pero creo que ya estoy listo para decir que es un buen disco. Ha requerido varias escuchadas para conmoverme, pero lo ha logrado. Las letras revelan un Murray Lightburn frágil, mas humano y con un poco de vocación pastoral. La explosividad ha sido cambiada por lo emotivo. No hay las baterías alucinantes del "gang of losers", o la producción bestial del "no cities left". Todo es mesurado, intimo, privado. Un disco para oírse de noche, para gozar la aterciopelada voz de Murray que para esta entrega ha decidido no gritar....
Ahora que los vea en vivo podré decir si siguen siendo mi banda favorita.
Hay una canción llamada "Dream Job" que dice mas o menos así:

I´ve seen my share of trouble,
I´m sick of playing the blues and rebels taking over without a clue.
They got dreams of taking someone else´s dream away.
But we got dreams.....

 

Comentarios

Feliz año maestro Evers, que primero lo seguí como baterista y ahora en el ancho mundo del blog. Suerte y que todo salga bien. Un abrazo de un desconocido amigo.
Juan Evers dijo…
Un abrazo para usted también y que tenga un muy feliz 2009!!!!
Gracias por pasar por acá.

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.