Meg y Jack

No se cual sea el problema con los White Stripes. A lo mejor es que no tienen un sólo disco excepcionalmente bueno, que te enganche de principio a fin. Tienen sencillos increíbles, absolutamente deliciosos, una iconografía envidiable alrededor de la banda y a Meg White!!!! pero es difícil escuchar un disco de ellos de un solo jalón (White Blood Cells esta cerca pero la segunda mitad es un poco inconsistente).
En contraste, en poco mas de una década han logrado un puñado de videoclips alucinantes, seminales y técnicamente sorprendentes. Una gran parte de este merito es compartido con Michel Gondry, con quien llegaron básicamente por un malentendido y con quien han colaborado de manera exitosa varias veces. Otros directores de primera línea han trabajado con Jack y Meg, pero es con Gondry con quien han tenido los mejores resultados. En mi humilde opinión, éste es su mejor video:


Jack tiene una voz única, (algunos) momentos poéticos como letrista, y un trabajo como guitarrista a veces sobre-aplaudido, pero la verdadera perla de esta banda es Meg, no lo duden ni un segundo: La sencillez de su ejecución provee a los White Stripes de una sólida base sobre la que cualquier cosa puede construirse; Hay una renuncia absoluta al ego del músico onanista insoportable, nunca hay un golpe de mas, Y aceptemoslo, es un placer verla tocar.


Si, esta guapa y todo, pero el placer de verla no radica en eso. El gusto esta en su modestia y en su actitud: se nota que disfruta tocar y eso se contagia. Meg es un ejemplo a seguir.
Tal vez ese es el problema con los White Stripes; Solo uno de los dos integrantes renuncia a este asunto tan incomodo de la rockstareada. Jack siempre busca la nota de más, pero dentro de un espectro sonoro auto-impuesto extremadamente limitado. Por una decisión propia, el tipo es como un tiburón en una pecera, (de ahí la libertad y soltura que se le nota en The Racounteurs).
Un nuevo disco de los White Stripes viene en camino, me pregunto si habrá un cambio de enfoque, o la cosa seguirá siendo “Sígueme Meg”.
En la opinión de éste confundido servidor, mientras siga habiendo sencillazos y tank tops, lo demás es lo de menos…

Comentarios

jova dijo…
chicas como ella si gusta que gusten.
flspectro dijo…
Así es, le da un toque muy agradable a la música cuando el baterista toca con la canción. Me recuerda al Bonzo con su eterna sonrisota o el video de la reunión del Velvet Underground donde Moe Tucker empieza con miedo de equivocarse y Lou la mira por encima del hombro como si dijera: somos Velvet Underground, nada más toca, y desde ahí, todos parejitos.

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.