¡NO RECESS!

Escuchar el "Bleach" de Nirvana es encantador. Con todo lo que se ha dicho acerca de Kurt Cobain poniendo el ultimo clavo en el ataúd de los "Hair-metaleros", resulta contradictorio descubrir en su disco debut a una banda mas orientada al metal que al Punk. El sonido es rasposo, poco pulido, saturado de medios,  pesado, pero ya con el innegable don por las melodías mas pop que under, y con esta atmósfera profundamente stoner. Pon este disco a 45 rpm y se parecería al ride the lighting!
Hay en especial una canción que me hubiera encantado descubrir cuando estaba en la primaria, y va mas o menos así:


Cantarle esta canción a la maestra Sarita le hubiera dado sentido a mi vida.
El caso es que Nirvana empezó como una banda de metal, y al final los medios los acomodaron en el espectro opuesto del genero. 
Con Soundgarden pasó algo parecido, ellos eran una banda 100% de metal, y el apogeo del Grunge los colocó en una categoría que no les correspondía. Eventualmente suavizaron su sonido para encajar comercialmente, pero sus primeros materiales son testigo de su vena mas ruidosa y agresiva. Tomando en cuanta que el día de hoy Chris Cornell es un baladista / modelito palazueleño, queda claro que la banda no supo en que momento dibujar una línea entre lo que eran y lo que el mundo esperaba que fueran. Quien sabe que hubiera sucedido de haber vivido Kurt Cobain hasta el día de hoy.
En uno de sus salmos, el príncipe de la canción dice: "Uno no es lo que quiere, sino lo que puede ser". Tomándome una enorme licencia me atreveré  a corregir las sagradas escrituras y añadir: " O lo que te dejan ser"
Por el poder de blogspot, Bleach de Nirvana, disco atascado de la semana.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.