El asunto del Oficio

Ser baterista es un joda, así puedo resumir ese humilde oficio. Nadie te considera en realidad un músico, siempre estas hasta atrás del escenario, las chica no te pelan y casi todo mundo asume que eres el elemento prescindible de toda banda (por ejemplo cuando algún promotor tiene un antro cutre con un mini escenario y pide que la banda haga una presentación “acústica” en realidad quieren decir “que no venga el baterista a hacer su ruidajo, que de todas maneras ni cabe con su trasterío”).
Aparte de todo, ser baterista en una banda amateur esta de la goma:  debes andar cargando la batería con todas sus madres de un lugar a otro. Siempre debes ser el primero en llegar para hacer el soundcheck y el ultimo en irse para poder desarmar todo… es una chafada, pero debo decir, que muuuuuuy de vez en cuando, muy muy muy muy de vez en cuando extraño la responsabilidad de hacer que una banda se mueva, darle distinción, hacerla funcionar. No extraño la joda, ni los 15 minutos antes del show ni el after. Extraño caminar por un pasillo oscuro hacia el escenario mientras trato de descifrar en que tono esta el murmullo de la gente. Extraño la conexión que durante aproximadamente 1 hora y 40 minutos tienes con tus compañeros de grupo, la coordinación, la sincronía, la concentración. El único otro momento en que estas tan conectado con otra persona es cuando coges con ella, jejeje, digo, si lo haces "bien". Si sólo eres un amante egoísta y desentendido no sabes de que hablo. 
No se si todo lo que precede y viene posterior al show vale la pena. Varias veces he llegado a la conclusión de que no. No es una buena manera de vivir. Es horrible ser el “obrero”  de la banda.
Ahora se me presenta una vez mas la oportunidad de tocar la batería y de verdad no se que hacer. Me siento como el actor que pregunta cual es su motivación.
Algunas veces uno debe tomar la decisión equivocada una y otra vez hasta que se convierta en la correcta, ¿o cómo era?


Supongo que si tocara como Taylor Hawkins todo sería mucho mas claro, pero como bien dijo el príncipe de la canción: “Uno no es lo que quiere, sino lo que puede ser”

Comentarios

Anónimo dijo…
No, this is how it works
You peer inside yourself
You take the things you like
And try to love the things you took
And then you take that love you made
And stick it into some
Someone else's heart
Pumping someone else's blood
And walking arm in arm
You hope it don't get harmed
But even if it does
You'll just do it all again

Bueno eso es lo que dice RG


J

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas