Así es....

Agustín Carstens ha venido a humanizar la imagen del funcionario publico: Cuando quiere comer, come. Cuando quiere verle el derrière a alguien  pues se lo ve, y se lo ve bien, con ganas, con ojo vidrioso y cachete tembloroso. Que quiere jugar a ser el toro Valenzuela.... pues lo hace, y en el foro sol pa que no haya queja. Aparte, ¿cuantos funcionarios hemos tenido con su propio campo gravitacional? Si te van a robar, pues que al menos el ratero se parezca al osito Bimbo ¿no?

Lo que yo quiero saber es que cara va a poner el taradazo de Calderón cuando al final del sexenio le pasen la cifra del déficit de su administración por un total de 630 trillones de pesos por concepto de: "Pastelería y colación"... ya sé hacia quien va a voltear a ver, y su mirada ni de chiste será como ésta.

Comentarios

Anónimo dijo…
Maldito gordo, lo odio.

Jova
Anónimo dijo…
Aguas con las auditorias sorpresa!!!

Daniel.
Juan Evers dijo…
Daniel:
Apenas subí este post y me llego un mail de hacienda que decía algo así como "que nazca de usted... no nos haga emprender la cacería de brujas contra usted"
Mldito gobierno azul, estan en todo excepto en lo que deben...

Jova:
No lo odies, los triglicéridos se encargaran de él

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Acapulco cuerpo y alma