The everlasting

Esta canción se antoja para viernes de frío inclemente, y para aquellos que sentimos que el tiempo y la vida nos han cambiado...

El solito de guitarra de James Dean Bradfield es tan sencillo que es poético, y que buen coro. Gran canción. Que buena banda los Manic street preachers; con esa historia sombría y dispareja, su guitarrista desaparecido y su vocalista cachetón/no cachetón/cachetón again.

In the beginning when we were winning
When our smiles were genuine


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.