Retro-Reflexiones

En uno de mis escasos momentos de ocio me cayó el veinte acerca de algo inútil pero entretenido. El flujo de pensamiento va como sigue:
Este es el primer verso de "el rock de la cárcel"

Un día hubo una fiesta aquí en al prisión
La orquesta de los presos empezó a tocar
Tocaron rockanroll y todo se animó
Un cuate se paró y comenzó a cantar el rock
Todo el mundo a bailar
Todo mundo en la prisión
corrieron a bailar el Rock...

Hasta donde yo sé, no existen todavía cárceles mixtas en el mundo, ¿no? entonces, Los presos de los que habla la canción ¿con quién bailan?.
La lógica (y la letra) nos indica que los reos bailan entre ellos, cachete barbudo contra cachete barbudo, manos sudorosas compartidas entre giros y vueltitas; un festival de tatuajes de ancla y crinolinas imaginarias chocando entre si en un cadencioso 4/4. Afortunadamente, la canción no revela si esta situación tuvo lugar en las duchas del complejo penitenciario, pero yo asumo que no, debido a lo improbable de la disponibilidad de instrumentos musicales en un baño (a menos que vivas en casa de Prince, que tiene acondicionadas todas las habitaciones de su hogar como estudio de grabación, incluyendo los sanitarios). Así que partiendo del hecho de que todo mundo esta vestido y no hay chistes de jabones cayendo involucrados, esto es algo que los presos realizan de manera voluntaria, recreativa, emocionante (salvo el amargado que no quiso bailar, se fue a un rincón y se puso a llorar, para luego ser reprendido por las autoridades, o eso dice la canción, no me hagan transcribirla toda....).
Una canción que exalta, celebra, consagra el acontecimiento de ver a hombres "bailando" con otros hombres como un acto placentero consiguió el improbable triunfo de volverse un hit, ¡¡A finales de los años 50!!. Hay un gozo que se transmite a los que escuchan la canción, que nubla el entendimiento y evita la reflexión profunda. En bodas, XV años o la celebración que gusten, la gente baila con jubilo esta canción, si pensar en lo improbable de la situación que narra o sus implicaciones sociales. Sin prestar mayor atención ahí esta en la pachanga de la cuadra el tío Ramón bailando con la abuelita al ritmo de una tonada que bien podría estar hablando metafóricamente de violentos actos de sodomía.
Ahh la magia de la música....
"El rock de la cárcel" resulta ser al final la pieza contra-cultural, homo-erótica más exitosa de la historia en nuestro país, famoso por su intolerancia y homofobia; El país que dio cuna al termino "machismo" baila sin pensar en lo que esta bailando. Y Enrique Guzmán, ¿Cómo no ha sido nombrado icono gay? es inaudito: de manera accidental (o no) fue el primer portavoz del movimiento! y el movimiento lo ignora caray.
Me cae que nomas no hay justicia en México.



Comentarios

Anónimo dijo…
jajajajajajajaj
nadie sabe para quien trabaja.

J.
Camila dijo…
jajaja, me encanto este profundo análisis. Hemos oido las cosas tantas veces que ya no ponemos atención en el significado. Ojalá pudieras hacer lo mismo con "la vida es una tómbola de luz y de color" Seguro nos habla de drogas duras...
Ay juanito, eres la onda de la semiótica musical. Por cierto ya le platicaste todo esto al Tío Ramón?
Anónimo dijo…
jajjaaj que buena onda gracias
Juan Evers dijo…
Ame:
No le he dicho nada al tío ramón, el pobre anda en una mala racha y no quiero desanimarlo.... más.
Gracias por pasar!

Doña Camila:
Yo creo que primero iniciare mi análisis con Chico Che, estoy convencido que detrás de sus letras debe haber un oasis de sabiduría milenaria.
Gracias por pasar acá!

Anónimo:
De nada!

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.