Drifting in empy seas for all my days remaining...

Es discutible, pero a mi gusto, el ultimo gran disco de Sting es The Soul Cages. Mercury Falling es bonito y Ten Summoner´s Tales tiene Shape of my Heart y Fields of Gold, pero ambos son discos de otro tipo... no son álbumes, no hay un concepto circular, ni un motivo recurrente, no hay poesía ni una emoción a flor de piel, esos discos se sienten calculados. Nothing like the sun es maravilloso, pero por momentos se siente medio preachy y grandilocuente. The Soul Cages es emocionante, intimo, honesto, complejo y de una belleza inusitada. Aparte es el único disco de Sting con un arte interesante que no consiste sólo en fotos de él.
Cada canción cuenta una historia que de manera sutil se conecta con el contenido del álbum. El agua se muestra como un elemento sanador, expiador. El mar representa un escape, un nuevo inicio, un cumulo gigantesco de esperanzas que inunda la vista y el corazón. Es una belleza, musical y literariamente hablando.
Supongo que si ya han oído el disco tendrán su opinión; si no han tenido la oportunidad de escucharlo, estará disponible durante 7 días aquí.
Éste disco me lo regalo mi buen amigo Betito en una edición preciosa de digipack, y hasta el día de hoy, debo haberlo escuchado unas 5,000 veces, así que creo que no exagero al decir que es uno de mis discos favoritos. Y por el poder de blogspot, el disco de la semana.





ohhhhh si!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.