Fotos viejas

Hace algunos meses la pioja y yo compramos un escaner de negativo, y desde entonces me he dado a la tarea de sacar muchas muchas muchas fotos en negativo 35mm y rescatar otras muchas de mejores tiempos. Como era de esperarse, a mi sagrada madre viendo burro se le antojó viaje, y me pidió con el más lastimero y chantajoso tono que si "porfavorcito" le transfería una diapositiva viejísima de un viaje que hizo con mi abuelo a la basílica de Guadalupe hace ya muuuuuuuchos ayeres.
Tras 40 años de álbumes, cajas, carpetas, cajones y mudanzas, la diapositiva estaba lógicamente hecha un desastre: manchas, rayas y tallones por todos lados. Aparte, la descomposición de los químicos le habían dejado a la imagen una textura como de camuflaje. Por momentos mientras arreglaba la foto, me sentía como el photoshopero de la Pau Rubio... un verdadero hacedor de milagros. Al final así quedó (bueno, así no, esta es la versión comprimidisima para web):

De las cosas que más me llamaron la atención fue la postura de mi abuelo: de joven tuvo un accidente montando a caballo y perdió la pierna derecha, por lo que en la foto eso que parece una pierna en realidad es medio metro de resina y metal. (A veces cuando corro y me duele la rodilla, pienso que es el espíritu de la pierna perdida de mi abuelo haciendose recordar.) El traje que usa en la imagen aun anda por los closets de casa de mi madre, lo que me hace pensar lo bien que se fabricaban las cosas antes, todo se pensaba para que durara, no como ahora que a la segunda lavada la ropa se desintegra. La corbata y su clip también han sobrevivido.
La frase que mas le oí pronunciar a mi abuelo fue "Come caca". Era tan frecuente que mi hermano de 3 años acabó adoptándola como propia... y luego le salieron lombrices.
Mi abuelo era químico y tenia un laboratorio como los de las películas en la casa. Había probetas, mecheros, tubos de ensayo y muchos anaqueles con frasquitos. En una de esas tenia un laboratorio de metanfetaminas y nosotros ni enterados.
Viendo la foto caigo en cuenta que detesto esta época que nos toca vivir, con un país hecho un desmadre y ni un asomo de mejora en el horizonte. Mi abuelo pudo mantener sin mucho problemas a una familia de 7 hijos, comprar 2 casas y pagar las universidades de todos. Eso el día de hoy es imposible. Mi hermano tiene dos hijos y ya perdió todo el pelo de tanta angustia.... y todavía son pequeños mis sobrinacos. Antes podías tomar un trabajo que te chocaba y encerrarte en una oficina durante 8 horas con gente que detestas, porque ese trabajo aunque era un sacrificio te daba tranquilidad, comodidades, un porvenir. Ahora tienes que trabajar mas horas, mas días, sin tranquilidad y viviendo a crédito una vida a meses sin intereses... pura incertidumbre. ¿quien puede tener una mirada serena, tranquila, segura, como la de mi abuelo en la foto hoy día?
Me gustaría saber que pan fue el que compraron en La Villa, pero mi madre no se acuerda.

Comentarios

Que bonita imagen. Ojalá nosotros podamos dejar una foto con un tercio de la hermosa sonrisa de tu mamá y la confiada mirada de tu abuelo. Beso
Giovanni Alvis dijo…
Que bonita foto, que bonitos recuerdos... Que triste realidad. Si por allá llueve...
Juan Evers dijo…
Amé:
Si caray, ojalá!

Giovanni:
desafortunadamente como diría Cerati: siempre es hoy.
saludos y gracias por pasar por acá.
Anónimo dijo…
que bonito suena cuando dices tranquilidad

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas