Requiem por un disco

Me gustaba la época en que podías decidir en que tienda comprar tus discos: Estaba Discos Zorba, Discolandia, Mixup, Tower Records, El disco del recuerdo, El Mercado del Disco, Sala Margolín, Rock Shop, y un chorro de tienditas pequeñas sin sucursales, todas con selecciones musicales interesantes. Inclusive podías ir a algún Gigante o a una Comercial Mexicana y encontrar muchos discos deseables. El hecho de que hubiera varias alternativas fisicas entre las cuales elegir era invaluable.  Poder ir a la comer y comprar un disco decente es algo que ahora no puedo ni imaginar. Era emocionante esperar al fin de semana de Julio Regalado en el que los discos estaba a 2 X 1 y comprar 10 discos de un jalón. Desafortunadamente eso ya pasó, el internet acabó con ese placer. Cierto es que a cambio ha ofrecido otras recompensas,, pero definitivamente ha creado un vacío. 
Ahora ya no hay opciones: es mixup o.... mixup... o tower que es mixup... o casi nada más. Puedes descargar el disco que quieras, ya sea pagando en Itunes o gratis (generalmente robándolo), o si tienes paciencia y recursos puedes pedirlo a Amazon y rogarle a todos los ángeles y los santos que los caraduras del correo o de la aduana no se lo roben. Pero esa emoción de ir al lugar, elegir con el producto en mano, poco a poco va a desaparecer. El Disco como pieza, como objeto de arte esta a punto de extinguirse. Y hay que ser verdaderamente pendejo para pensar que un disco es solo música. El disco es una experiencia sonora, pero también visual, las portadas dicen algo, el orden en el que las canciones están secuenciadas también expresa, aporta, nutre la idea; inclusive el papel en el que todo esta impreso hace una diferencia, le da una textura y un olor distinto, te hacen ligar las canciones a algo más, se vuelve un recuerdo extra.
Ya lo dijo Eddie Vedder a a algún fan catarro en un concierto: "¿tú crees que estamos aquí sólo por la música?"
A mi me gustaba comprar discos, aun me gusta. No disfrutaba pagar por discos malos, pero era un riesgo que se corria, que lo hacia interesante, le daba sentido a descubrir un buen álbum. Aparte, como el disco te costaba, lo oías varias veces, lo estudiabas, le dabas la oportunidad de crecer, de ganarte. Ahora con la sobre-oferta de música hay cientos de discos, grandes, grandes discos, que no escucharas  completos ni una vez.
Tener una tienda de discos sería un sueño para mi. Imagino como serian los anaqueles y a que olería, los posters que habría colgados y la música que sonaría en los altavoces. Desafortunadamente la gente ya no compra discos, desde el apogeo del internet, la gente ya no siente que la música es algo por lo que se debe pagar.  Tienen la ilusión de que al tener las canciones en su computadora ya las poseen, ya "tienen el disco" pero no entienden que al hacer eso, poco a poco van acabando con las opciones, con los artistas nuevos, con las nuevas propuestas y con las apuestas ambiciosas también, No volveremos a oír discos como los de Pink Floyd o The Beatles, porque sencillamente ya no se pueden pagar esas producciones, la gente ya no compra música... la roba.
Tengo varios amigos  a los que les he pasado música que disfrutan enormemente y jamas pasa por su mente el hecho de comprarla. Me parece inconcebible: como ir a un restaurante y después de disfrutar una deliciosa comida salirte sin pagar. Me parte el corazón. 
Y con esto no quiero decir que la música se va a acabar, eso no va a suceder. Mientras existan jovencitas de 16 años, habrá jovencitos de 15 tratando de desabrochar sus bras de un guitarrazo. Pero el disco, como objeto de arte... de ese si vayanse despidiendo.

Comentarios

Anónimo dijo…
Concuerdo contigo en el hecho de que es una lastima que la gente no compre discos y que eso es algo que esta llegando a su fin.

No obstante, no estoy totalmente de acuerdo con tu analogia de salirse sin pagar de un restaurante y bajar un disco ilegalmente de internet.

saludos.
spleenmx
Juan Evers dijo…
Hola!
¿cual crees tu entonces que sería una analogía mas precisa?
saludos y gracias por pasar acá
Anónimo dijo…
¿Leer un libro en la librería y no comprarlo?

¿Ya conoces Amoeba?

G.
Juan Evers dijo…
Los musulmanes hacen su viaja a la Meca. Yo haré el mío a Amoeba!!!
Gracias por pasar acá
ArturokinSkywalker dijo…
evers... recomiendame y dime donde esta una buena tienda de discos porque siempre que voy al DF nada mas puedo ir a los MixUps porque no conozco otro mas.. jajajaja

Saludos

arturo
Juan Evers dijo…
Arturo:
esa es la cosa, ya no hay, todas están cerrando.

saludos
gracias por pasar

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.