¿Celebraciones?

Ayer jueves 26, mi papa hubiera cumplido 65 años. Toda la semana estuve pensando que hacer, si era una fecha que se debía celebrar o qué... digo  porque.... mmmm... después de todo, pues el ya no es que cumpla años , ¿verdad?; Está esta cosa de "festejar el natalicio" pero no se si sea legal celebrar uno que no sea el de Benito Juárez, y ahorita no estoy como para meterme en problema con la ley (la institución, y no el grupo ese chileno espantoso... con esos ya estoy en problemas)
Pensaba mandarle decir una misa, pero ni él ni yo fuimos fans de la cosa religiosa, así que eso sonaba más a castigo que a celebración.
Supuse que lo correcto hubiera sido ir a algún buen table dance, y dedicarle unos raspaditos, pero hay algo en mi persona que siempre me ha chocado de esos lugares, no me parece una buena manera de gastar dinero y todo este ritual de "vengo y te platico tonterías mientras me pagas tragos absurdamente caros que ni siquiera son lo que estas pagando" es bastante tonto, aburrido y caro.
¿Ya les conté de la única vez que mi papá me llevo a un table en Guadalajara? ahhh esa sería una buena entrada para este blog. No se si lo que más me sacó de onda era que todas las strippers saludaban a mi papá por su nombre de pila, o que todas me conocieran A MÍ por mi nombre de pila y supieran que estudiaba y a que me dedicaba y hasta conocieran el nombre de la chica de la escuela que me gustaba.... kafkiano diría mi hermana, (que no se porque de repente le dio por decirle a todo lo que le pareciera raro o inesperado kafkiano aunque la mayoría de las veces no aplicara... mmm... ) El caso es que esa ida al table estuvo épica en el peor de los sentidos y pocas veces me he sentido más incomodo en mi vida. No, ir a un table a celebrar el natalicio de mi papá era una mala opción.
Ahora no hay NFL así que tampoco podía ver un partido de Americano echando la botana...
Al final opté por el brindis con Kalimotxo frente a la tele, pero como yo ya no puedo tomar Coca fue sólo vino tinto. La pioja sugirió que le pusiera néctar de durazno pero eso es aun mas absurdo que ir al table.
El brindis fue poético y apropiado... digo, seguir aquí ya es celebración suficiente. Igual la bebida debió ser un "Don piter" para ser históricamente correctos, pero se supone que el asunto de todo esto es no cometer los mismos errores de nuestros padres y beber Don Pedro es sencillamente incorrecto.


Supongo que ya había escrito que The Lemonheads era la música que más escuchaba durante todo el capitulo de hospitales de mi papá. Siempre hace falta algo upbeat para pasar esos tragos amargos y estas  dos las escuchaba harto.


Ahhh en el video de arriba The Lemonheads tocan en El Rey de L.A, Se supone que yo iría a ese concierto, pero opté por comprarme lentes.... aun no decido si fue una buena idea. Lo que si esta decidido es que oír a The Lemonheads el día del natalicio de mi papá es una celebración apropiada... ¡¡¡voy por el vino!!!


Comentarios

Anónimo dijo…
salud!
Juan Evers dijo…
Saaalud!!!

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.