El nuevo de Nada Surf

No se habla suficiente de Nada Surf... y eso me hace feliz por muchas razones, algunas de ellas son:
  1. Al haber menos gente escuchándolos, las posibilidades de que algún payaso caza-corrientes-odioso sea fan son menores  y...
  2. Por la misma razón no es posible que te topes con esa gente en sus conciertos y
  3. Si vienen, tocan en lugares íntimos y bonitos como el CCE
  4. Como sus discos no se venden, siempre los puedes encontrar con descuento en Mixup
  5. Por ser una banda pequeña, no tienen la presión de hacer un disco que venda bien cañón, hacen discos porque quieren, porque sienten que tienen canciones que vale la pena compartir.
Se que esto suena muy envidioso, pero ya estoy hasta la madre de no poder ir a ver a Radiohead para no tener que soplarme el tumulto de mex-super-fans... son un cáncer. Prefiero la idea de poder ver a Nada Surf sólo con la pioja, mi amigo Thomas, el Arturin y ustedes mis amables lector(es). Puro publico civilizado que va a escuchar y no a dejarse ver. Oh dios I hate poser people

No soy un tipo intelectual ni nada parecido, ni bien leído, ni estudioso o pensador o etc., pero me parece que The stars are indifferent to astronomy, es un disco de ideas. Es la clase de trabajo  propio de una banda que realmente piensa lo que hace y tiene algo que decir. Y no la cosa revolucionaria-socialiostoide-pro-che-vámonos-a-Chiapas-a-hacer-poesía-de-montaña, muy propio de las banduchas que luego se arman en la facultad de ciencias sociales de la UNAM y tocan como Ska y citan en sus influencias a Rage against the machine pero suenan a el Gran Silencio.... pero con onda prehispánica papaaaaá!
The stars are indifferent to astronomy  se siente un poco como el pensamiento del ciudadano clase media  de a pie que se pregunta: ¿y ahora qué? ¿esto es todo? ¿que sigue?... no lo se, escuchenlo y me dicen que opinan. Hace mucho que no hay comentarios en este blog, es una tristeza porque ese feedback siempre me hace feliz y me da temas nuevos y no me hace pensar ¿bueno y ahora qué?
Musicalmente el disco es muy directo, rockandroll 4/4 de guitarras rasgadas y baterías dinámicas acompañando la delgada voz de Matthew Caws. es un disco bien interesante.

Éste es uno de los videos que se hicieron para promocionar el disco, a mi me parece bastante emocionante, al igual que la canción:

Éste otro es mi track favorito del disco que desde la primera vez que escuche, estuvo dando vueltas sin para en mi cabeza:


Por el poder de blogspot The stars are indifferent to astronomy disco reflexivo de la semana.

Comentarios

Anónimo dijo…
se que esto no es un feedback pero me encanta tu blog
Juan Evers dijo…
Muchas gracias!!
saludos
Anónimo dijo…
http://www.guardian.co.uk/music/2012/apr/27/killers-saxophonist-tommy-marth-dead

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas