This is the time of the terrible pants

Estaba viendo el otro día Saturday Night Live. El grupo invitado era una cosa llamada One Direction: una de estas bandujas de laboratorio de marketing, formada por chavitos playbackeros destinada a darle aneurismas a las jovencitas y jovencitos del mundo. En todos lados te topas con su video lleno de ninfulas o escuchas su pegadizo sencillo. Independientemente del grupo y lo que representa, lo que me llamó la atención fueron sus pantalones; Indiscutiblemente, el único legado duradero del movimiento Emo fueron los pantalones terribles: entubados, metidos con calzador, acomodados a media nalga y apretujando las bolas... llamemosles eggscrushers.  Están para darse un tiro. Ves a los adolescentes por todas partes vistiendo esos desafortunados amasijos de tela y no puedes dejar de preguntarte: "¿estos jóvenes tendrán espejo en su casa?" 
Los eggcrushers tienen la particularidad de no favorecer a nadie.... mmmm, bueno...  más bien están diseñados para hacer la figura mas femenina, acentuando las caderas con el entubado, Así que ¿qué diablos tiene que hacer un hombre vistiendo unos pantalones así? (ya se la respuesta, es sólo una pregunta retórica)
Es una época terrible para ser joven y gordito caray. Porque si estas en la prepa, terminaras usando esos pantalones para estar a la moda, sin importar que taaaan mal te vas a ver. Es en ocasiones asi cuando agradezco ya no ser joven. Puedo usar mis cómodos pantalones de abuelito sin ningún conflicto y dejar que my junk repose libremente en un tiro normal y anatómicamente correcto. Viéndolo bien, igual la única ventaja de los pantalones terribles es que haya menos embarazos adolescentes, porque a quien los use se le reducirán los testis cual si estuvieran metiendose esteroides.
Los únicos pantalones en mi memoria, mas terribles que los que se usan ahora, son unos morados que usaba cierto vocalista que conocí y cuyo nombre no puedo revelar gracias a ciertos acuerdos de confidencialidad, y al cual sólo por razones anecdóticas nombraremos Reynaldo Paces. Oh dios, esos pantalones eran una desgracia. Pero Reynaldo tenia una disculpa: esos eran pantalones terapéuticos recetados por un proctólogo para un severísimo caso de hemorroides. Estos cuates de One direction, ¿Qué  disculpa tienen?
This is the time of the terrible pants

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.