Neck Of The Woods o cuando una banda ya alcanza el tiembre

No había querido escribir sobre el nuevo disco de los Silversun Pickups así de bote-pronto. Me es imposible ser objetivo con ellos, así  que decidí darle tiempo al álbum, dejar que respirara, dejarlo reposar: que creciera a cada oída o sus defectos salieran por encima del furor y el fanatismo.
Lo primero que llama la atención es la duración de los tracks: casi todas las canciones están por encima de los 5 minutos, así que no es un disco fácil de escuchar, hay que sentarse y prestarle atención. Hay intros largos, intermedios instrumentales muy interesantes y en general dinámicas cautivadoras a lo largo de sus 59 minutos distribuidos en 11 canciones. 
Es largo, pero les aseguro que también  indispensable... es épico... si lo pones a todo volumen te golpea directamente en el pecho como si un tren te pasara por encima.
La producción de Jacknife Lee es una cosa de otro mundo: es metódica, precisa, impecable. No hay un sonido fuera de lugar. Cada nota juega, y juega bien. Y la verdad no es tan difícil producir un álbum así cuando tienes tantas buenas canciones plagadas de ganchitos pegajosos y coros memorables.
Por primera vez las baterías de la banda suenan decentes, ponchadas, precisas, hombrunas. 
Brian Aubert esta cantando y componiendo como nunca, y hay algunos riffs que están ya en otra liga. No onda Slash megavirtuosa... sino más como Graham Coxon o Johnny Greenwood.
Nadie le ha dicho a Joe Lester que no esta en una banda de trip-hop, así que el enfrenta Neck Of The Woods como si tocara con Massive Attack: hay capas de teclados sorprendentes y en todas las canciones hay soniditos que a lo mejor debes cazar con audífonos, pero que definitivamente crean una atmósfera. Su trabajo es sutíl pero notable.
Nikki Monninger se encarga de esos bajos hipnóticos que los Smashing Pumpkins nunca pudieron tener y que a veces tanta falta les hicieron.
Neck Of The Woods, es un portento de disco, de principio a fin. Canciones como Mean Spirit, Out Of Breath o Simmer son una delicada delicia. Están los sencillos Radio-amistosos onda Skin Graph o Bloody Mary y los tracks épicos como Out of Breath o Make Believe.
Sin duda, Neck Of The Woods, por el poder de blogspot, disco indiscutible de la semana, del mes y en una de esas del año.
Esta fin de semana van a estar todos los discos nacionales en Mixup a $99, y esta joya extrañamente se editó aquí en México, así que córranle y cómprenlo, de verdad es emocionante, memorable, rockerísimo, delirante. No se van a arrepentir.





Comentarios

Pablo dijo…
Estoy con el ahora mismo... Como siempre, 100% de acuerdo contigo Johnny.

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.