El inexplicable Slim Center

El día de ayer, la pioja y yo fuimos al cine. Llegamos con mucho tiempo de anticipación, así que decidimos hacer tiempo e ir a conocer el "Slim Center", conocido oficialmente como la Plaza Carso. Para quien no viva en México explico brevemente:
La Plaza Carso es un complejo comercial/habitacional creado con una pequeña fracción del dinero robado a los mexicanos durante el salinato, es decir, con el dinero de Carlos Slim.
(Des)afortunadamente, no nos dio tiempo de ver todo lo que hay en la plaza, sólo pudimos entrar de volada a una cosa llamada el "Museo Soumaya" que básicamente es como la bóveda de Rico Macpato pero sin la nadada... y no es broma: Hay todo un piso del museo dedicado a mostrar monedas antiguas y billetes de todas las denominaciones y épocas de México.... es decir, es una exposición dedicada a mostrar dinero del Señor Slim.
Que conveniente; un museo del dinero ubicado en Polanco... al menos conocen su target.
Hay varias pinturitas que seguro en algún momento decoraron alguna pared de la casa de Carlitos, y algunos biombos detrás de los cuales su mujer se cambiaba las enaguas. En esencia, lo que hicieron fue construir una especie de bodega fancy en la cual guardar todo lo que ya no quieren tener en casa y poder deducir impuestos con ello. ¡Que abusados!. Es por eso que los ricos se hacen mas ricos y los demás vamos a ver que tan ricos... ah y dicen que una parte de las obras expuestas, en realidad son replicas de los originales... entiéndase pues, que es el museo que todos los mexicanos que votaron por el PRI o por el PAN merecen: un museo pirata en el que un megarico exhibe (¡literalmente!) su dinero.
La curaduría es terrible, y el curveado de las paredes marea después de un rato. Con todo, la entrada es gratis, lo cual parece un poco caro para lo que es en realidad. (No olvidemos que el lugar se construyó, y se subsidia, con nuestro impuestos y sobrecargos telefónicos).
Hubo un detalle que me llamó la atención, una pequeña acción común de todos los asistentes: sacar fotos con sus teléfonos. Le sacaban foto a todo.... inclusive pasaban mas tiempo sacando la foto que viendo el objeto que fotografiaban. Es un fenómeno curioso. Yo se que hacen ésto para preservar y bla bla bla, pero en realidad casi nadie vuelve a ver las fotos que almacena en su teléfono, así que los recuerdos se vuelven en realidad datos en una memoria SIM en lugar de experiencias reales vividas en carne propia. Y pasa lo mismo en los conciertos: los mocositos de ahora están más preocupados de grabar el evento que de escuchar a la banda tocar. Life on hold ´till nothing better gets through...
Bueno, si me disculpan, voy a sacarle fotos a la vida con mi cel para subirlas al twitter para que otros puedan vivir la vida que yo no vivo por estarla compartiendo en twitter, y al mismo tiempo impedir que los demás vivan la suya por estar viendo la mia... en twitter...

Comentarios

jack dijo…
Y muchos mas bien guardan sus cosas en la memoria SLIM, ya que la mayoria estamos atados a un contrato ke al principio parece ser muy bueno pero termina siendo una condena a meses sin intereses en algunos casos!
Pablo dijo…
Una basura de lugar... No he entrado al sitio, pero ni ganas tengo. Algún día lo haré y comentaremos Johnny. El Rockefeller Center a la mexicana... Vaya despropósito

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas