Trampled By Turtles

Hace un par de días, como a eso de las 3 a.m., estaba viendo en el canal de música country de Cablevision, que es algo así como el MTV vaquero. De vez en vez me gusta verlo porque los videos de los gringos mas gringos son super divertidos: Muchachonas bien nutridas en botas vaqueras, Monster trucks o Muscle cars haciendo maromas, Sombrerudos ponchados tocando Fenders Telecaster personalizadísimas o Gibsons Les Pauls de esas que cuestan lo mismo que una casa, o la indispensable Martin Texana.
Un tercio de los videos countrys se resuelven en graneros, lo cual siempre es reconfortante.... como saber desde un inicio en que va a acabar una telenovela. Este tipo de cosas te ayudan a recuperar la cordura... ese sentimiento de que al menos de una cosa uno tiene certeza.
En esos pensamientos me encontraba extraviado cuando un video llamó mi atención... bueno, más que el video, fue la voz del tipo que cantaba lo que me cautivó. Una voz cálida, natural, gentil, suave e inmediata. No había poses ni inflexiones, la voz fluía como el viento cuando abres una ventana, una hermosura. Lo siguiente que me cautivó fue el frenético banjo que la acompañaba y un violín de zapatazo dinámico y festivo: Tal cual Bluegrass hipnótico y directo.
El video estaba simpaticón tambien: un episodio de los Squidbillies con los integrantes del grupo haciéndola de músicos en un bar.
Esperé hasta el final del video para averiguar el nombre de la banda. Trampled By Turtles se llamaban. Casi de inmediato recordé que los había visto en Letterman hace algunos meses, pero con otra canción que no me llamó tanto la atención. Total que buscando me encontré esta joya que les quiero compartir:



La canción se llama Midnight on the Interstate, y es una cosa tan hermosa... de inmediato sentí como si la música estuviera saliendo de un radio AM desde el tablero de un auto; El dial iluminado por uno de esos foquitos amarillos de filamento y la carretera por los faros del auto, perdido a mitad de la noche, en busca de alguna locación desolada para un roadmovie que jamás se filmará. Es una pieza musical llena de  magia. Ojalá la difruten.
Yo voy a oír más de este grupo, ya les diré si su catalogo es tan interesante como esta canción.

Comentarios

vangeln dijo…
Muy buena, muy sobria. El banjo es sin duda lo mejor. Y la union de las voces me generaron cierta nostalgia.
Juan Evers dijo…
Si caray, es una belleza
saludos

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.