Los perritos y sus dueños

A veces me pregunto que pasa por la mente de esos aturdidos que piensan que es súper de avanzada traer sueltos a sus perros. De verdad me da curiosidad saber cual es su justificación, digo, yo se que la razón principal es que son irrespetuosos de su entorno y unos huevones de campeonato, que con el pretexto de "anda suelto y no me di cuenta" no recogen sus cagadas, ni caminan con ellos porque sus panzas y su pereza les estorba. Les voy a ahorrar un mundo de sufrimiento: ustedes NO SON  el dog whisperer, eso es un programa de televisión.
Cómo se sentirían si yo me compro una Black Mamba y la suelto en el parque donde juegan sus hijos porque "es el momento de libertad de la serpiente mi hermano" y "mira carnal, si ni hace nada... a menos que te muerda"
De toda esta estupidez new age, el que lleva la peor parte siempre es el perrito, ¿que culpa tiene él de que su dueño sea un mentecato? ¿y si se pierde? ¿y si lo atropellan?. Ahí andan luego como locos pegando flyers y posteando en los muros de facebook que se les perdió el perro, bueno... si desde el inicio hubieran tenido 2 dedos de frente el perro no se hubiera perdido.


El problema no es el perro, el problema es el dueño. En fin, esa gente es una más de las razones por las que debemos lamentar que el mundo no se acabó en diciembre.

Comentarios

Anónimo dijo…
Tu idea de la black mamba suena geniaaaaaal

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas