Wonderful, Glorious!

Sólo aguanté un día, que hombre tan debil soy.


Hoy llegó la descarga digital y hoy mismo la escuché.... chale.
Aun no estoy listo para reseñar el disco, pero la primera oída ha sido harto placentera.
Desde que fui a Los Angeles, no he parado de desear vivir allá, y escuchar a The Eels sólo aviva ese sentimiento. De inmediato lo ligo con todas las cosas sensacionales que hice en aquella tierra californiana.
El tema que da titulo al disco es una verdadera maravilla. ¡Wonderful, Glorious efectivamente!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.