I love to be in love with you...

Permítanme iniciar con esta bella melodía:



Este disco en especifico de The Elected (Sun, Sun, Sun) ya fue mencionado aquí, pero hay canciones que merecen ser tocadas más de una vez.

And we had some love and some hope 
A full tank of gas and a wide open road 
It was love 
To us, it was all that we had 
And there's days you just break 
The best thing you had 
And I still call it love 
For now, it was the closest I've come

Ahhhh, triste pero bonito.
Me acordé de esta canción después de volver a ver Until The End of The World de Wim Wenders. Originalmente yo poseía esta película en VHS, (Adrian Pastrana Gomez Portugal descaradamente tuvo a bien privarme de ella. Por favor, si está usted en la posibilidad de prestarle algo o tener que confiar en su palabra, por favor no lo haga, va a salir profundamente decepcionado.) Así que tuve que batallar durante años para poder conseguir una nueva copia, y hasta ahora la volví a ver.
Es bastante curioso ver como imaginaba Wenders 1999 en 1989, y más curioso aun verlo ahora en 2013. La tecnología, las dinámicas, la ropa, las interacciones, el temor al holocausto nuclear, etc. Ciertamente algunas cosas de la película, se sienten caducas, pero la condición humana no tiene fecha de caducidad, así que hay ideas y sentimientos vigentes.  No voy a aburrirlos con la sinopsis de la película y demás bla bla bla, si no la han visto aun, está en la itunes store. Vale la pena darle una revisada. Yo vi una versión nueva que salió en 3 dvds y que dura como 4 horas... pero creo que la versión original de 2 hrs. 37 mins. es mas ágil, o al menos eso recuerdo. Ya ustedes decidirán.
Pero de eso no quiero hablar,  sino de una idea que flota a lo largo de la película, y que en algún momento, uno de los personajes concreta en una frase que no tiene desperdicio: "I love to be in love with you"
Les voy a dar un momento para que la vuelvan a leer.... "I love to be in love with you" ¿Ya? Que belleza.
Mucha gente se ha rebanado los sesos tratando de contestar la pregunta "¿Qué es el amor?" generando en el camino más dudas y desacuerdos que respuestas. El asunto es, que lo que pasa alrededor del acto de "estar enamorado" es mucho más interesante: Cuando recibes el guantazo del amor, la mente se nubla, tu capacidad de tomar decisiones se ve comprometida, la comida sabe mejor, el clima mejora... todo este atolondramiento te lleva a hacer las cosas más impensables, y adoras hacerlo... amas estar enamorado... aunque luego la cruda moral te lleve a cuestionar cada decisión y preguntarte "¿En qué estaba pensando?"...  una vez ahogado el niño, por así decirlo... Esa es la otra cosa, una vez que aquello que hemos acordado llamar "Amor" se va, no sabemos explicar exactamente que pasó. Podemos atribuírselo a un millón de cosas desde "estaba borracho" hasta "que buenas teclas" pasando por "me hacia reír" o "me hacia sentir segur(a)(o)", pero no podemos señalar con precisión exactamente que fue, pero apenas nos pega el guantazo  y ahí estamos nuevamente, como si no hubiéramos aprendido nada. Yo creo que no es algo malo, es justo el mecanismo que evita que la raza humana se extinga, y yo no quiero eso... Si no hay humanos ¿quién va a hacer nueva música?
Ya divagué, el asunto de todo esto es que mientras veía la película me acordé de esta canción de The Elected y me pareció pertinente compartírselas. 
Vean Until the end of the world
Y no le presten nada a Adrian Pastrana, ni le den dinero, eso es lo más importante.

-------------------------------****------------------------------------

Aparentemente, el Sun, Sun, Sun es un poco difícil de conseguir, así que dejaré una liga para descargarlo aqui. Estará disponible 7 días.

Comentarios

Anónimo dijo…
yeah... loved it.

Adrián Pastrana
Me gusta cómo piensa usted.
Me gusta cómo escucha usted.
Vangeln dijo…
No, no he visto la película, la tendre en mente, y que bonita canción.
Quiza la acción de Adrián Pastrana
fue una de esas tarugadas que se hacen enamorado.
Juan Evers dijo…
Adrian:
¡Jijo!

Miss pandemia:
¡Gracias!

Vangeln
Tienes que verla, hay momentos increíbles: como cuando se desploma un avión con una versión de blood of eden de Peter gabriel que no existe en ningún otro lugar.
Lo de Pastrana no fue enamoramiento, fue más bien un adjudicamiento muy mañoso. Y lo más pintoresco de todo es que te apuesto $50 a que 10 años después seguro todavía no ha visto la película.

Gracias por pasar.

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Acapulco cuerpo y alma