Policía celularizada

Aun voy a Blockbuster; A pesar de la creciente popularidad de los servicios de videostreaming, yo sigo rentando y/o comprando mis películas. Llámenme arcaico, pero algo hay en este asunto de la variación en la calidad de reproducción según sube o baja el ancho de banda que nomas no va conmigo. Es la misma razón por la que voy poco al cine: la calidad de proyección en las salas del D.F. generalmente es una miseria, y para hacer corajes, mejor gratis en mi casa. El Blockbuster no está mal... hay menos gérmenes en un Blockbuster.
Pero el tema no es ese.
Las visitas al Blockbuster de mi colonia me han permitido notar un fenómeno curioso, enigmático y entretenido: El policía que vigila el lugar siempre, y lo digo sin exagerar, SIEMPRE está hablando por su celular: Ahí anda, acurrucado en un rincón del local, con su chalequito anti-balas y la oreja derecha colorada por la presión del teléfono. El cuate ríe, dice groserías, aparenta escuchar atento la platica de la persona al otro lado de la linea (¿Todavía se dice linea?, como ya es inalámbrico el asunto... pues no se) y en general se ve entretenido, despreocupado de su labor de vigilia. Cualquier tipo con más malicia que yo ya habría hecho su agosto en ese establecimiento.
Al inicio pensé que era un fenómeno aislado, pero la policía celularizada es un asunto bastante común. ¿Lo han notado?

Cerca de mi casa hay una escuela, y por alguna razón siempre hay policletos afuera de ella, haciendo guardia 24 hrs. Si son 2, generalmente están echando la platica a gusto. Pero si es uno, ahí lo ves, celular en mano, dicharacheando plácidamente, o mejor aun, viendo clavadisimo las novelas de televisa en su celular. Pueden masacrar a una damisela con una motosierra a 50 metros de él, y el poli ni enterado.

¿Qué clase de contrato tienen estos compas con sus compañías celulares? Quiero uno así caray,  ¿Y cómo le hacen para que su salario les alcance para pagar uno de estos mágicos planes? Pero lo más importante, ¿No es justo la esencia misma de su empleo el estar alerta y avispado, y no en la tertulia telefónica o en el embobe telenovelistico? No se, a lo mejor todo es que soy un envidioso y yo también quisiera que me pagaran nomas por ver la tele, o mejor aun, por ver películas. En unas 3 o cuatros guardia podría ponerme al corriente de todos mis títulos atrasados. El único problema es que las pantallas del blockbuster no cumplen con el estándar de proyección al que estoy acostumbrado... eso sería un problema... pero... por otro lado... me estarían pagando por ver películas.
Living the dream baby!
Poniendons serios, los polis hacen un trabajo horrible, tedioso y a veces peligroso por una paga infame y el descrédito de todo mundo. Es bonito que al menos en las horas muertas de trabajo, entre la pedida de mordida y la golpeada de manifestantes,  hayan encontrado algo en que entretenerse. Todos tenemos derecho a ser felices, 
¿O qué no?

Comentarios

Anónimo dijo…
no tienen un buen plan, casi siempre el interlocutor esta gorreando la llamada desde su oficina
Juan Evers dijo…
Jejeje, no se me había ocurrido esa alternativa, pero el gorreo godín del teléfono también es un fenómeno curioso y entretenido.
Gracias por pasar!

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.