Calcetines de Rico

Ayer compré calcetines de gente rica en el Costco. El par costó poco más de $100, que es casi dos días de salario mínimo en México. Definitivamente fue un exceso. Pero últimamente las cosas en mi vida han estado bastante jodidas, por lo que todo ese asunto de la responsabilidad social y el consumo sensible y bla bla bla se pueden ir de momento derechito a la chingada.
Están muy guapos mis calcetines nuevos: son azul celeste, tienen un bordado de  palmeritas al costado y un monograma bien papas en la planta. Son suaves, suaaaaaaaves y muy acolchonaditos. Es una prenda distinguida para mis distinguidos pies.
Siempre le he prestado mucha atención a todo el asunto de mi calzado, más por una cosa de practicidad que vanidad; Principalmente porque caminar es algo que hago mucho, y porque, de joven, tuve enormes problemas con mis pies. Hubo una época en la que casi pierdo un dedo por una infección canijísima, pero afortunadamente todo quedó en anécdota, y en la tediosa tarea de tener que elegir siempre el calzado perfecto.
Pero curiosamente nunca había gastado tanto en unos calcetines. No quiero ni caminar para que no se gasten, lo cual, básicamente, entorpece el propósito de los mismos. Aunque si puedo sentarme a verlos y apreciar lo bonitos que son.
¿Así le pasa a las mujeres cuando compran zapatos?
Caray...
Se supone que la edad debe hacerte más rudo y correoso, no más sensible y... y... y...mmmm...  perdón ¿De qué estaba hablando? me distraje viendo mis calcetines... ¿Ya les dije que están bien guapos?
Hablando de otras cosas, ¡Que bueno está el disco nuevo de Queens of the Stone Age!
aqui I Appear Missing...



Asi es, el cuate en la batería con el cabello desafortunado es el mismísimo Jon Theodore, alguna vez miembro de The Mars Volta. Aunque esta canción en el disco la graba Dave Grohl, Theodore hace una versión bastante digna. Es maravilloso verlo en una banda que si entiende de mesura, dinámicas y punch cubierto de sensualidad. También es inspirador ver que a Josh Homme la edad lo ha hecho mejor músico, mejor productor y un sensacional frontman... a otros nomas nos deja apreciando calcetines.




Comentarios

JL dijo…
Los calcetines como tales, están cucos. Pero las únicas posibilidades reales que encontré para su uso son, una, si tuviera un smoking azul cielo como el de Robert de Niro en Casino, y dos, si fuera a participar en esa marcha que el sábado pasado desquició a media ciudad. Yo no aplico en ninguno de los dos casos. Y como dudo que usted tenga un smoking (aunque fuera negro), por eliminación y coincidencia de fechas, ya sé en qué evento los estrenó. Seguro caminó desde el ángel hasta el Zócalo ida y vuelta y luego hasta su casa. Qué tal? Si le rindió el parecito?
Juan Evers dijo…
Auuuuuuuuuu!
No tengo smoking, pero tengo una chamarra de UCLA que compré en Los Angeles que combina perfecto con el calcetín cuco. Súmele unos jeans y unos tenis adidas negros con la suela blanca y una pequeña franja azul en el calce. Fabuloso!! fuí el hit en la marcha, en cambio a usted con su camiseta de la barranca y sus pantalones topeka azul marino, ni lo pelaron...
abrazo!

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.