Humor sombrío de verano

Hay muchas razones para adorar el verano: La luna siempre está hermosa, los mangos están en su punto, el trafico se pone más civilizado porque los condenados mocosos no están en la escuela y en consecuencia las ñoras con sus camionetones y su ausencia de pericia automovilística se quedan guardadas en sus casas, los hermosos y ligeros vestidos veraniegos hacen su aparición, aunque ahora son más populares esos terroríficos short-shorts de mezclilla que sólo favorecen a un 0.0000003% de la población de este país, y las mujeres tampoco se visten tan bien.
En agosto es mi cumpleaños. Pero no adoro el verano... es más, casi casi lo aborrezco.
Nunca hay nada bueno en el cine, y de todas formas siempre está lleno. Llueve todas las tardes, pero en las mañanas hace un calor de la fregada, así que no hay manera de elegir un atuendo correcto para el día. Los mocosos que no están en la escuela se quedan en su casa atascando el internet, así que los que seguimos trabajando y tenemos que enviar y recibir archivos, batallamos con una red saturada y constantes fallas en el servicio. debido a la lluvia hay moscos y bichos y lodo en todos lados. Como corredor, uno se acostumbra a que la cara quede como parabrisas de auto en vacaciones, pero hay siempre este acuerdo implícito entre los bichos y uno, de que se van a mantener fuera del área ocular... pero el otro día, mientras corría en una ruta diferente debido al alto flujo de intrusos veraniegos con sus perros y sus bicis, una mosca disidente decidió ignorar todos los acuerdos y se me metió justo en el ojo derecho. Mi reacción inmediata fue cerrar el párpado con todas mis fuerzas, pero eso lo único que hizo fue aplastarla. Un sonoro "squish" anunció el vaciado de todos sus asquerosos jugos internos justo en el ojo. Un ardor intensísimo me paró en seco. Me froté el ojo pero eso sólo esparció el ardor (y los restos de la mosca en mi ojo). Con el pañuelo que siempre cargo, retiré lo que pude y esperé a que disminuyera la molestia. Traté de terminar mis 10 kilómetros, pero por no ver,  luego me resbalé en el adoquín que se pone mohoso con la lluvia. Maldiciendo todo y a todos, regresé a la casa, me lavé la cara, me bañé, me puse los lentes de contacto, y en ese momento, frente al espejo, descubrí un corpúsculo dentro de mi ojo: alojado en la parte interna del párpado inferior estaba gran parte del cadáver de la mosca disidente, la mosca del verano. Así como uno limpia el lente de una cámara, con trapito y toda la cosa, tuve que limpiarme el ojo. Nada, nada agradable. Sólo faltó el dust-offsazo. Para todas las cosas que me han pasado en los ojos a lo largo de mi pusilánime vida, eso fue una novedad. Pinche verano.
De niño, no podía esperar a que llegara el verano y las vacaciones, y mi cumpleaños y etc,  pero como que una vez que ya no estás en la escuela el verano pierde todo su encanto.
Ahora que lo pienso, como que muchas cosas pierden su encanto una vez que acabas la escuela... y lentamente descubres que la expectativas son sólo el  false advertising de la vida, onda un pushup-bra existencial.
Caray... que sombrío.
Mejor escuchemos a los Foals:


Comentarios

Pollo Rostizado dijo…
Te avientas 10 km corriendo??? puuufff yo apenas y puedo con 4km ... luego recomiendas musica para correr

saludos.
Juan Evers dijo…
Don Pollo:
4k está bastante bien.
Mi playlist para correr cambia todo el tiempo, pero de momento tengo "Inhaler" y "after glow"de Foals y "I appear missing" de QOTSA como consentidas. Pero antes de eso era el nuevo de EELS o the frames o frightened rabbit o los von bondies, o the thermals o the black keys o OK GO o nada surf o Dinosaur jr o los lemonheads o los lobos.
Aunque si lo que quieres es correr largo rato, consíguete un buen podcast o un audiolibro papas de esos que te dejan picado. vas a ver que en cualquier momento ya estas corriendo una hora sin parar.
saludos.
Ánimo. El verano está por acabar.
Juan Evers dijo…
Gracias pandiux!

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.