Agosto y todo lo que le sigue... 20 años después.

"August and everything after" cumplió 20 añotes este mes.
En el 2005 escribí en este mismo blog algunas de las emocionantes cosas que viví en el 93, el año en que salió. Lo triste es que ya casi no recuerdo ninguna de ellas. Los rostros, los nombres, los vestuarios, los colores, los lugares, todo se ha hecho borroso.
Hace mucho no veo a esas personas, y aunque quiera ya no puedo visitar esos lugares, porque son distintos o ya no existen. Por ejemplo, el mixup de pabellón Polanco en el que trabajé ya no es el mismo. Lo mudaron al segundo piso de la plaza. Mismo caso con el mixup de plaza satélite. El de Génova sigue en el mismo lugar, pero ahora toda la configuración es diferente, y mi área de plano desapareció.
Y aunque puedo leer la entrada del blog como si fuera un diario o algo así, honestamente, nada de esos acontecimientos ocupan espacio en mi RAM. Se han mudado al disco duro para optimizar recursos.
Mi vida es distinta, yo soy distinto.
La cosa es, que 20 años después, "August and everything after" me sigue hablando; continua maravillándome. Su sencillez, lo directo de sus letras. La emoción honesta que hay en cada canción.
¿Cuántas canciones puedes seguir disfrutando 20 años después? y no hablo de oírlas en la radio y decir "ahhhh si, como me gustaba" hablo de tener el disco siempre a la mano para escucharlo con regularidad. De recordar pequeñas frases que siguen significando algo para mi despues de taaaantos años.
A lo mejor es porque Adam Duritz siempre fue absurdamente honesto en sus letras, y si no dormia cantaba que no dormia, si se mojaba pedia un abrigo, si se enamoraba de su amiga preguntaba si eso es amor, tiene una banda y confiesa que quiere ser bob dylan, etc. Todo es directo, obvio, sin metáforas. Cercano para conectar sin trabas. Es muy difícil poder componer así.
Y 20 años después sigo sin poderlos ver tocar en vivo. Ya no se si deba... en una de esas me decepcionan.
Vaya pues una felicitación para lo Counting Crows por 20+ años de seguir juntos y de paso una felicitación a mi por seguir aquí... y continuar escuchándolos.

Comentarios

flspectro dijo…
Yo también "primera novia" en el año de ése disco; desastre total. JAJAJA Ya ni me acordaba. Otra éra geológica.

El sonido, la ejecución. Éste sigue siendo de los mejores recuerdos de los 1990s y el menos doloroso de mis sueños rotos de temprana juventud. jejejeje... ora sí ya'stoy ruco.
Juan Evers dijo…
no estamos rucos, somos vintage!!!

saludos, gracias por leer!

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas