The Last Ship II

Lo pensé un largo rato, pero finalmente abrí el disco.
Ninguna otra alternativa me parecía correcta. Todo el tiempo nos quejamos de óomo están las cosas en el país, pero apenas vemos la oportunidad de tomar un atajo o hacer alguna trampita, sin dudarlo lo hacemos. Y eso, por insignificante que parezca, también colabora a que las cosas estén podridas.
En está ocasión decidí predicar con el ejemplo. Y no sin esfuerzo, porque eso de que eventualmente el disco se convertirá en un musical de Broadway si me metió duda e incertidumbre.
Pero me armé de valor, abrí el disco, me puse mis maravillosos audífonos nuevos, y lo escuche de principio a fin, sin taruguear en la compu, ni tontear multitaskeando. Me dediqué sólo a escuchar... y no hubo decepción.
La conexión temática, sonora, anímica con "The Soul Cages" es innegable. Inclusiva hay fragmentos de las nuevas piezas que son citas textuales de ese disco (The Last ShipLanguage of Birds son los ejemplos más claro).
La música es hermosa, y las letras abundantes. Hay historias en las canciones... de nuevo.
La voz de Sting es más grave ahora. Ya no busca esos registros altísimos de "Rooooooooxannneeeeee", Y eso le da algo de fragilidad, de intimidad a la interpretación. August Wind es un ejemplo bellísimo de esto. Por cierto, su acento de Newcastle es mas claro que nunca, si no saben de que hablo vean "The geordie shore" para que entiendan.
No hay sintetizadores avant-garde, ni 30,000 capas de instrumentos sofisticadísimos, nada de baterías intrincadas a la Manú Katché. Hay muchas cuerdas, acordeones, mandolinas, guitarras, Kathryn Tickell está de vuelta con su gaita que no suena como alarma de auto, y que de inmediato nos regresa al The Soul Cages.
"The Last Ship" no va a envejecer, es un álbum que desde ahora ya se siente de otra época y que muestra con orgullo los vasos conductores hacia  Sister Moon, Why should I cry for you?, Mad About You,  Island of Souls, etc. No hay un patético intento de moda o de sumarse al movimiento de alguien más, Sólo un señor de 60 años que se ha reencontrado en sus viejos álbumes y que nos regala un esfuerzo nostálgico y hermoso, que, aunque no para todos, si encontrará oídos que agradecerán la búsqueda y el gozo.
Por el poder de blogspot, The Last Ship de Sting, disco de la semana.






Comentarios

Pablo Lujambio dijo…
Gracias Johnny... Pensé lo mismo que tu, pensé que esta vez no me iba a dejar engañar, pero sabía que caería. Sin embargo ese momento no había llegado, pero ahora que me dices tu de entre todas las personas que este señor ha hecho algo decente, me has dejado atónito. Ya mismo lo compro.


Abrazo
Juan Evers dijo…
Saludos Pablito!
Jesús L. dijo…
Me quedó una duda, ¿cuales son tus maravillosos audífonos nuevos?, estoy por comprarme unos y me vendría bien alguna recomendación, sé que analizas muy bien antes de comprar este tipo de cosas.

Saludos Juan.
Juan Evers dijo…
Don Jesús:
El asunto con los audífonos es siempre complicado y creo que al final es una cuestión de preferencia. He pasado días enteros eligiendo y termino no comprando nada, porque entiendo que no puedo pagar los audífonos que realmente quiero.

A mi no me gustan los audífonos que tienen mucho bajo, porque a eso del hip hop y el dance nomas no le hago. Tampoco soy muy fan de estos sistemas de noise cancelling, porque aislarte luego te procura unos sustazos terribles.
Tampoco me gustan wireless, no importa que tan sofisticado sea el sistema, siempre van a modificar un poco la fidelidad, y por lo que pagas por el sistema wireless, puedes comprarte unos audífonos de cablecito con un sistema de sonido mucho más sofisticado.

La marca que adoro es Senheisser, pero es difícil conseguir los modelos buenos aquí a un precio razonable, (Los números altos de la serie HD). Si no extrañara el dinero para cosas como pagar la renta o comer, seguro tendría un par de esos.

Mis audífonos nuevos son unos Bose AE2. Suenan increíble, con la cantidad justa de bajo y una claridad increíble. Las almohadillas son de memory foam, así que puedes oírlos muchas horas sin que molesten, y están mucho mejor construidos que el modelo anterior,el AE1 que es el que venden el los costcos y se ve frágil y medio chafón.
Para el rango de precio, creo que estos audífonos están sensacionales.
saludos y gracias por pasar!

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas