2014

Y llegó el 2014.
Poco más de un año después del fin del mundo, aquí seguimos, preguntándonos si no hubiera sido mejor un cataclismo más cinematográfico en lugar de este "slow motion ending" en el que el deterioro del sistema nos va asfixiando de a poquito. Ni hablar… Desde que Amazon empezó a cobrar impuestos la vida ya no es igual.
Yo quiero aprovechar para agradecerles a ustedes, mis estimados y contadísimos lectores, por seguir visitando este humilde blog. Poder escribir y compartir aquí lo que se me antoje, cuando se me antoje, es una bendición. Y que algunos de ustedes, de vez en cuando, encuentren lo que escribo entretenido, me sigue sorprendiendo. Muchas Gracias.
He aprendido que las expectativas generalmente sólo arruinan las cosas. Así que este año, prescindiré de ellas.  Me conformaré con que ninguna de las personas que quiero se enfermen o mueran, y que yo también tenga buena salud. Si puedo ponerme codicioso… ir a Amoeba de nuevo con muchos dólares para gastar no estaría mal. Aunque eso ya es estirar la hebra demasiado.
Lo que si quiero desear, es que todos ustedes tengan un 2014 lleno de salud, prosperidad, y en la medida de lo posible, ausente de cualquier tipo de desgracia. Que la vida los mantenga alejados del Reggaeton, Arjona y Kanye West.
Si aun no poseen el Pedestrian Verse de Frightened Rabbit, aquí les dejo un argumento más de porque es un disco indispensable. Feliz 2014 para todos ustedes.

Comentarios

JL dijo…
Vaya de vuelta una felicitación y un abrazo fuerte para usted, su agradable familia y su nunca bien ponderada Gestapo.

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.