Día de Reyes

Supongo que la única ventaja de haber vivido en Izcalli a inicios de los ochenta era que podías ver las estrellas. En una noche despejada, podías levantar la mirada y apreciar la luz intermitente de soles seguramente extintos. El hecho de que mis ojos funcionaran bien de muy niño, también era un factor determinante. Según fui perdiendo la vista, las estrellas dejaron de estar ahi, igual que los tallos individuales de pasto, o los rostros de la gente a la distancia.
Pero de niño si veía, Así que podía entretenerme viendo al cielo. 
Las estrellas que yo siempre notaba eran esa formación diagonal de 3, pertenecientes a la constelación de Orion y que desde pequeño me enseñaron a llamar "Los tres reyes magos". 
La cosa era, que yo realmente creía que esos cuerpos celestes eran literalmente los tres reyes magos, viajando desde un lejano lugar para traerme juguetes el 6 de enero. 
Siempre le preguntaba a mi mamá que cuál de esas estrellas era el camello, y si era buena idea dejar entrar a Baltasar a la casa a la mitad de la noche, pero esa es otra historia. También preguntaba si Kriptón se podía ver desde aquí, pero esa es una anécdota distinta.
Veía esa formación de tres estrellas y sentía como poco a poco se iban acercando. Cerraba con fuerza mis ojos y deseaba que me trajeran ese juguete de moda, tal y como cualquier otro niño.
Este 6 de enero no deseo juguetes ni regalos hechos en China. Mi único deseo es que la Pioja salga bien de su operación y pueda seguir esparciendo gozo por el mundo. Aunque es medio chismosilla, intolerante y mal pensada, y luego me ataranta de tanto que habla,  si es de esas personas que hacen la vida mejor. Que con su día a día hacen una diferencia.
Así que Melchor, Gaspar y Baltasar, ahí les encargo. Si me conceden esto, olvidaré que no me hayan traído el traje de Parchis que les pedí en el 82.
También me disculpo con Baltasar, por el prejuicio, Sorry dude



Comentarios

JL dijo…
Les deseo a ambos cabal salud y alguno que otro gustito. Salúdemela mucho y que todo salga bien. Abrazos.
mariachula dijo…
Tenemos las velitas y los corazones encendidos.
<3 Amamos a esa sabia alma vieja

Juan Evers dijo…
Muchas gracias!!!

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.