De horas perdidas e impuestos mal gastados...

Ayer vi "Después de Lucia".... esa es hora y media de mi vida que jamas va a regresar....
Esos muchachos de Cannes se impresionan con cualquier cosa caray.... O ya no se... a lo mejor es una cosa judía que no entendí, en cuyo caso me disculpo, lo último que busco aquí es ser intolerante...  porfa expliquenme...
Lo único que aprendí en la escuela de cine es que de cine no se nada... y a lo mejor por eso no encontré nada de valor en ese ataranto de película.
Lo que me queda claro es que los directores mexicanos en boga son fans de madrear a sus personajes:  De las ultimas 6 que he visto, siempre es una desgracia tras otra para los protagonistas... todo terriblista y miserable...  y luego está este gusto horrible de acomodar la cámara de manera perezosa, casi donde caiga, como que ahí nomas la dejó el asistente. Ese "desdi´ahí se ve todo, dude", y nadie te roba el aliento con un encuadre mágico; y, obvio, el trabajo de los pobres actores madreados nunca luce. Y de la edición ni hablemos, tal pareciera que como les llega la tarjeta así meten la toma al proyecto, nomas le quitan las claquetas... pa no distraer. De articular el espacio ni hablemos...
Hace poco la pioja y yo nos echamos la opera prima de un conocido, que obvio no voy a mencionar... (porque es conocido...) ¡¡¡¡pero no manches!!!! toda su propuesta de realización era "No traemos foquista", que consiste en: el personaje, lejos, fuera de foco, se va acercando a cámara hasta entrar en foco, close up de cara triste dos minutos, luego se aleja de nuevo, sale de foco, 6 minutos: hipster en la audiencia salta y dice "poetico" yo digo "perezoso"... así por dos horas... con la indispensable madreada de personajes en el camino... y esa fue de las más decentitas.... que en cuanto empiezan a sacar esta cosa de tener sexo con sus papás... ya es otro asunto... al menos supongo que hay valor en eso porque hay verdad... ya no se, de verdad... digo, la formación académica del mexicano es bastante deficiente,  pero a veces a estos muchachos se les olvida que también pueden escribir un libro, o algo asi... "hacer una "instalación" weeee... o un happening, o un flash mob o cualquier otra payasada" como que ahora el "expresarse" es la onda, pero "tener algo valioso que expresar" no tanto...
¿Por qué no pueden hacerle como Raulito en "Todo el mundo tiene a alguien menos yo" y de verdad pensar donde va a ir su cámara?... yo se que tienen esta cosa egomaniaca de  "es mi película, dude  y bla bla bla" pero están gastando millones de pesos (la mayoría de las veces del erario publico) en algo que, les guste o no, está destinado a que alguien más vea. Si la idea es sólo para ustedes, escríbanla en un papelito y guárdenla debajo de una roca, no tienen porque gastarse los impuestos de miles de inocentes en su ejercicio de ego... y llevar foquista nunca sobra, ¿verdad?
Pero ya me brotó la amargura...  creo que si hay algo que me resonó de "Después de Lucía": Los compañeros con los que me tocó estar en la primera Prepa a la que fui eran como los de la película: Juniors pendejos inadaptados queriéndote hacer amarga la adolescencia, pero pues para algo tiene uno puños, pies, objetos inertes dispuestos a cambiar su estado de reposo por uno de súbito movimiento... en otras palabras, madrearte a la gente en la vida real, en vez esperar 20 años para madreartelos en un guión. No tienen una idea de lo satisfactorio que es darle a alguien con la tapa de un bote metálico de basura... ahhhhh.... en vez de soñar que mi papá lo tira al mar... no se, es una cosa de temples, a lo mejor el señor Franco era el bully en su escuela, (el de los chinitos al que le rompen el celular...)
También me acordé de algún viaje que hicimos en esa misma Prepa: era para una cosa llamada "Proyect Lead" en la que estos muchachos decidían regresar algo a la comunidad de todo lo que sus papás se habían robado... o algo así. Por razones que aun hasta el día de hoy son oscuras para mi, me invitaron a participar, y tuve una entrevista con el director. Nunca se me va a olvidar su cara de "Tú deberías ser de los que reciben la ayuda, chavo". Fue incomodo y entretenido al mismo tiempo... igual debería hacer una película para comunicar todas esas emociones... ah no mira, ya lo hice aqui,
¡Vean que fácil!
Por último, la semana pasada fui a un concierto super lindo de una banda cercana y querida, y me topé a estos compadres:


¿A poco no se imaginan así a todo el crew de "Después de Lucía"?: sombrerito, barbita, shortcito de mezclilla, permanente conexión al twitter, camaritas Blackmagic Design
No me fijé pero les apuesto lo que quieran a que venían en moto... ¡qué diablos! la moto es too mainstream, ¡¡¡Venían en monociclo!!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.