Los discos que más disfruté en el 2014 vol. 1

El 2014 estuvo raro para mis hábitos auditivos. Probé el Spotify y lo odié, quise odiarlo desde el inicio, por puros principios, y al final lo odie, más porque ataranta y en realidad hace que no escuches nada, sólo que te la pases añadiendo artistas para oír después. Es una maldición.
Luego, toda mi librería de Itunes pereció en el Mybookgate edición 2014, por lo que invertí una enorme cantidad de tiempo recuperando archivos en lugar de oírlos, y revisando que no estuvieran corruptos y bla bla bla.  Fue una pesadilla. Pero aun así pude oír varios álbumes con toda calma, atención y emoción... como debe ser. Hubo música magnifica, sin duda.
Estos son los discos que más escuché este año, varios no son del 2014, pero llegaron a mi en el 2014 así que de esa manera quedan catalogados.
Van sin ningún orden en particular.

Elbow
The Take Off And Landing Of Everything
Chulada de disco. My Sad Captains la debo haber escuchado unas 200 veces, pero creo que This Blue World es mejor ejemplo de como suena el disco.



Suavecito, así como con mucha delicadeza nos sueltan esta frase casi al final:

A sober midnight wish 
Flies over the roofs and down through the years
Would that you and yours are sleeping 
Safe and warm in size formation
While three chambers of my heart beat true and strong with love for another
The fourth is yours forever

No tenia elbow un momento tan emotivos desde el coro de Fugitive Motel.


Blake Mills
Heigh Ho
No se porque nadie está hablando de este disco como una de las joyas del 2014, pero mejor así, no me lo arruinan con sus tumultos, villameloneses y aglutinamientos. Esta es mi favorita:




Real Estate
Atlas
De esos grupos guapos que me he topado gracias a KCRW. No se porque me suenan tanto a Los Angeles, si ni los escuché cuando estaba allá, ni son de California, cosas inexplicables de la vida. Ya escribí sobre ellos aqui



Este sonido como desenfadado pero tranquilito me encanta. Hubiera sido hermoso poder tocar en un grupo así.


Deacon Blue
The Hipsters
Luego de que nos robaran en Los Angeles, no una, sino 2 veces los discos de Deacon Blue que me encargó mi compadre Thomas, no me quedó de otra que averiguar que hacia tan irresistible a esta banda para los amigos de lo ajeno. No encontré respuestas, pero si graaandes canciones. Ya escribí sobre esta joya aquí




CONTINUARÁ

Comentarios

JL dijo…
Arriba el Aclas!

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas