La nueva realeza

Cada vez que algún conocido me dice que goza con "La reina del Sur" o "El señor de los cielos" o cualquier otra de esas piezas narco-épicas-endiosantes, me veo en la penosa necesidad de tomar vuelito y patearle la entrepierna (Hombre o mujer sin distinción).
Ya no es un asunto de calidad o valores de producción (que no los hay), es el hecho de volverse fan y cómplice de los que tienen hecho una piltrafa al continente.
En Gringolandia, haciendo a un lado a las "celebridades", están cautivados con la clase política, son como su nueva monarquía, Por eso el éxito de "House of Cards" y demás series glamourizantes de la vida del servidor público, llena de lujos, lujuria y excesos. En México la clase política también es un chiquero, pero acá el pópulo opta por adorar a los narcos, ellos son su nueva realeza: los que pueden hacer lo que quieren, donde quieren, cuando quieren y como quieren.
Que fenómeno tan raro. Digo, a más de uno he escuchado decir que estaría a todo dar hacerse diputado pa´ vivir como rey nomas por levantar la mano de vez en vez, (Curiosamente a nadie he escuchado decir que lo harían para ser justos y eficaces... púmbales, estamos perdidos) pero si el asunto es de "te concedo el deseo" sin duda los más amolados optarían por un estilo de vida mas como el de "El Chapo", todo ostentoso kitsch y de poderío despiadado indiscutible. Alguno diría que querría ser como Bill Gates, pero no los veo parándose a las 4am pa chambear. Sólo queremos la fortuna, no la chamba que viene con ella... Que también es relativo, porque esa gente que vive en Tultitlan y trabaja en Perisur, se para justo a las 4am para llegar a su trabajo, y no veo que viajen en BMWs... Nos han mentido... El único camino a la riqueza es via herencia o prestando el nombre...
Lo que me parece raro o increíblemente revelador es que no haya en México una serie que glamourize a la clase política. (Después de todo, Doña Elba Esther era clientaza en Louis Vuitton y se paseaba en autos Mercedes del año, ¡Y hasta el delegado de Iztapalapa maneja BMW!) pero si hay una infinidad de libros, seriales y canciones que legitiman y endiosan a los capos del narco, que cometen todas las barbaridades y abusos posibles con absoluta impunidad e inclusive la complicidad descarada del estado. Es un testamento irrefutable de lo desacreditada que está la clase política en este país: preferimos al asesino corruptor, despiadado y descarado por encima del zángano opulento doble cara del curul.
A lo mejor todo es por ser un país colonizado... vaya usted a saber... el caso no es lamer la yunta, sino agarrarle el gusto... eso es lo triste.
¿Y a ustedes que les trajeron los reyes magos?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas