Pointy-Butt

Pues por razones que en un futuro cercano explicare ampliamente, tengo un par de meses yendo a un gimnasio que recién abrió cerca de mi casa. La experiencia ha dado para cientos de entradas de este humilde blog, pero como llegan tan de golpe, tan amontonadas, es difícil administrar el tráfico de las mismas. Hagan de cuenta que es como querer salir de Santa Fe a las 6 de la tarde.... así las ideas. Pero no quería dejar pasar más tiempo sin compartirles este entretenido episodio de mi experiencia atlética.
La pioja va conmigo al gimnasio, (de hecho, todo el asunto fue su iniciativa, pero ya hablaremos después de eso) y yo no soy de esos cuates que de inmediato llegan y hacen migas con todo el mundo, así que si platico con alguien ahi, es con ella; digamos que se vuelve mi cómplice en el play by play. El caso es que ahi estaba yo, haciendo mis burpees, cuando a la zona del crossfit llegó a hacer las sentadillas más raras del mundo una mujer que se volvió el tema de conversación por varios días. No es que fuera particularmente guapa, o fuera estrambóticamente ataviada, pero de inmediato llamó mi atención y la de la pioja, gracias a... no hay manera elegante de decirlo, ¿o si?... ¿derrière?... ¿se vale que le diga así?... no se... me siento como los que se auto-nombran foodies, y viven en la Portales... pero creo que en el contexto Nalgas suena demasiado agresivo... bueno, el chiste es que la mencionada mujer, de aproximadamente 25-30 años tenía... nop... no quiero sonar todo pervertido describiendo el asunto, así que mejor se los voy a dibujar, de la manera mas inocente y esquemática posible. Ahi va:



No se si era por la redondez, su prominencia, la ubicación o falta de movimiento o lo revelador del atuendo, pero la pioja y yo de inmediato intercambiamos miradas, yo de asombró y ella de fastidio.
"¡Ash!, está toda operada"  dijo. De momento no discutí más, dandole a la pioja la razón de manera tacita, pero no quedé del todo convencido.
Quiero detener aquí el relato un segundo para explicar: NO ES que yo me la pase viendo chicas en el gimnasio. Soy extremadamente respetuoso y voy rigurosamente vigilado. Pero si alguna cruza mi campo visual, pues ni modo que me voltee, o si alguna se vuelve un evento, como es el caso de Pointy-Butt, pues se hacen excepciones. Ahora bien, yo hice todo lo posible por no ver más a Pointy-Butt, pero si yo estaba en la caminadora ella se ponía justo enfrente, mismo caso todo la sesión, siempre se acomodaba justo en mi ángulo de visión, NO ES, repito, NO ES que yo la estuviera acosando con la mirada. Todo fue circunstancial Su Señoría.... pero continuemos:
La pioja dice que las pompas eran implantes, y me parece que puede tener razón. Pero luego de ver toda la rutina de ejercicio de Pointy-Butt, creo que ya no estoy tan seguro: Yo estuve aproximadamente una hora y media entre la elíptica, el crossfit y la caminadora. En ese tiempo Pointy-Butt, hizo exclusivamente puros ejercicios de gluteo, nada más: Sentadillas, desplantes, planchas, escuadras, cosas con el step, etc. Fue verdaderamente impresionante por la constancia y disciplina. Harta chamba para mantener algo que supuestamente fue otorgado por la obra y gracia de algún cirujano. ¿No?. Así que procedí a decirle a la pioja: "yo creo que son naturales" y a continuación explicaré porque:
Veo a los tortuguines del gimnasio, tan clavados: sus biceps gigantes, sus espaldas anchas, sus piernas todas estorbosas, esos pectorales gigantescos sin sentido, obtenidos por medio de la repetición y un riguroso método de alimentación. Sus cuerpos son irreales, deformados por la constancia y la disciplina,  ¿por qué Pointy-Butt no pudo hacer lo mismo, pero enfocando toda la chamba al trasero? 
No es que la chica fuera alguien con medio barriga y las piernas flacas y los brazos ñangos, era más un cuerpo legítimamente atlético, onda así:



Al final todo es lo mismo, músculos, grasa, hueso, piel... ¿qué no? Y digo, si ya se iba a meter cuchillo, pues podría haber empezado por la cara, ¿no? No se... Ya soné horrible que es justo lo que no quería... Todos los rostros son bellos... sobre todo si tienes alguna discapacidad visual, así como yo. En fin.
¿Ustedes que opinan?, ¿Es la cirugía o los pantalones con relleno el único camino a la Butt-opía?, ¿O hay otra ruta, establecida con el esfuerzo del ejercicio intenso y constante? Más todavía, ¿Por qué la primera reacción de muchas mujeres ante la redondez inusitada de tales atributos siempre es "está toda operada", y no "Uff debe hacer un chorro de ejercicio". Es la misma discusión que tengo luego sobre las chicas delgadas con busto grande: "está toda operada" es siempre la respuesta. Así como Emily Ratajkowski, la flaca con gran busto del video este horrible de blurred lines. Pero esa es otra zona y otro tema por completo. 
Pointy-Butt, quiero ganar esta discusión, ayúdenme que de verdad tengo la duda. ¿Ustedes conocen a alguien que haya adquirido esos atributos vía el ejercicio?
Yo no quiero ni tocar el tema con la pioja porque luego puede pensar que mi interés en el tema va mas allá de un mero afán científico, sociológico, etnográfico, antropológico. Aparte, hemos llegado a un impasse con este tema, ¡ah que elegante!.
Se lo debo a la ciencia, al conocimiento. A la transferencia de usos y costumbres de una generación a otra. En 300 años que la tierra sea dominada por el mono y algún espécimen encuentre esta entrada, garabateada en alguna roca y diga: "mira nomas que interesante, pero ¿por qué no entiende nunca nada?"
Así es, voy a empezar a escribir estas entradas en piedra... ya saben porque a las piedras les dura más la batería que a los ipads. Pero bueno, déjenme conocer su opinión por favor... ya saben sobre lo de las pompas, no sobre lo de los ipads... eso no es una discusión. 

Comentarios

Ni estaba como la de la foto
Juan Evers dijo…
Bueno no, como la de la foto no... pero mas o menos así, si...

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas