Siguiendo la nube

Por razones que no pienso discutir, hoy tuve que ir a una platica en la parroquia de la colonia. 
Ahí el catequista nos hablo de los sacramentos y los mandamientos y el espíritu santo y etc. 
Yo mas o menos me manejo todos esos datos con algo de soltura, porque fui a escuela católica muuuuuchos años, y aparte todas las mañanas de sábado de mi infancia me llevaban al catecismo. Era medio aburrido, pero al final nos daban dulces de fayuca que mandaban las monjitas de Corpus Christi, así que eso estaba de lujo. Te aguantabas todas esas ondas del diablo cornudo y colorado y arder en el infierno a cambio de chocolates con menta.
¿Cómo esperan que un niño de 7 años entienda ese mandamiento de "no desearas a la mujer de tu prójimo"? en fin.... 
De niño, la persona que nos daba catecismo, Luchita, una viejecilla super amable, me llevó a una convivencia de niños judios, no se porque... supongo que algo tenía que aprender. Antes de entrar me platicó que los judios habían matado a Jesús, pero a pesar de eso eran buena gente.... Yo lo único que recuerdo es 1.- que me pusieron un gorrito muy coqueto. 2.- Que los niños eran mamomes 3.- Las niñas estaban super guapas... y 4.- Que no había salchichas en el catering... pero ya me desvié.... Luchita una vez me dijo que dios no estaba poniendo atención cuando me hicieron, y luego me sacó de la clase... supongo que me acabé su amabilidad... pero ese es otro tema....
La platica de la parroquia.... muchos asistentes, salón lleno. Algunos muuuuy creyentes, otros como que no. Impuntuales casi todos. Penosos la mayoría. El catequista era un señor mayor con unas manos rasposísimas y una camisa a cuadros a todo dar. Nos habló de los profetas, y los apóstoles y de Jesús carpintero y de como había mamuts en la época de los egipcios... lo cuál si me sorprendió, porque yo pensé que los mamuts eran mas de por acá... pero aparentemente los postres sabrositos es una cosa común en todas las épocas y culturas.

Pero bueno, llegamos a esa bonita parte de las apariciones del espíritu santo, y como a veces era una paloma, o una nube o una luz en el cielo... y si dije "que gacho este dios, que salvo con en diluvio, siempre se andaba con rodeos. Con razón los judios vagaron 40 años en el desierto, pues se la pasaron siguiendo una nube... de ser mas claro y pasarles un mapita o un gps, seguro ahorita serían mejores jefes y no tendrían sus manos en todas las guerras del mundo"... pero en fin... esa es otra historia...
¿Por qué será que el catolicismo está centrado en adorar al hijo del mero mero? eso no me terminó de convencer. Digo, los milagros, resucitar a los muertos y convertir el agua en vino si son cosas espectaculares, pero... no se... es como saber que la onda son los Beatles pero adorar a Julian Lennon.
"Hombre de poca fe" me decía Luchita, y que razón tenía, en esos tiempos y ahora más.
Por cierto, mi abuelita Rebeca, que era super creyente, una vez nos hizo rezar rosarios todas las tardes durante 2 años, para que se nos saliera el chamuco... díganme ustedes si el proceso funcionó.

Comentarios

No funciono
flspectro dijo…
Yo creo que si funcionó. Si no ahora serías presidente.

La mitad de mi familia es católica y la otra de los yijova witness así que imagínate. Uno creería que con tanto número de atalaya y tantos vijitos gringos estudiando detenidamente el griego antiguo en este punto ya sabrían hasta la fórmula de la cocacola, pero una vez sí me dijeron que los persas en aquellos años tenían helados con los que tentaban a los recios judíos que comían puras cosas crudas que sabían a arena y manteca. Siendo un tragón certificado me quedé "¿te cae?" y resulta que sí. Lo malo es que los refris eran unos edificios llamados Yakhchal que solo los persas podían costear lo que hacía que los judíos se ensañaran a la hora de los cocolazos. No sé porqué no hacen un numero especial de atalaya con encabezados como por ejemplo: "Cómo hacer comida de incrédulos los incrédulos sin arriesgar su lugar en el Reino (y en la Organización)". Me cae que si cualquier iglesia me quisiera tener como devoto fiel con un buffet gourmet ahí me tendrían sin falta. Y como que seríamos del mismo culto... jeje ¡Provecho!
Juan Evers dijo…
flspectro:
Por la panza se llega a dios, ¿o es al corazón?.. ya no se... pero mire algo curioso: la conexión nunca mencionada entre "este es el cordero de dios" y "ah que buena barbacoa".
Mención honorífica: "el señor es mi pastor" taco de pastor es decir
Gracias por pasar.
Juls dijo…
Juraba que este blog ya no existía y de manera fortuita lo encontré nueve años después (fui lectora asidua el primer y segundo año). Me sigue fascinando tu estilo y tu constancia para mantenerlo. Muchos saludos.
Juan Evers dijo…
Gracias Juls. Yo también juraba que ya nadie lo leía.
Aquí seguimos hasta que nos corten el internet.
Gracias por pasar.

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Acapulco cuerpo y alma