The Deal Breaker

El otro día soñé que vivía en un mundo post-apocalíptico en el que ya no salía agua cuando abrías la llave ni había energía eléctrica o capítulos nuevos de Cops y ni hablar de las tiendas coquetonas de discos a precios razonables. Tampoco había zombies (lo cuál se agradece), ni gueyes insoportables sermoneando acerca de las virtudes de la col rizada o de volverse vegano o del carbon footprint y el re-use y bla bla bla... supongo que los zombies se los comieron y luego los pobres murieron de empacho... (Así es.... ya lo dije... si les molesta cúrense con espirulina... pero ya me distraje...)
Teníamos que vagar de un lugar a otro para encontrar comida y agua. Asumo que era la pioja quien viajaba conmigo... estoy casi seguro... pero puede haber sido Heather Graham... aunque no creo, porque ella es vegetariana y para ese momento ya se la habrían comido los zombies empachados...
El caso es que caminábamos la pioja (o una Heather Graham carnívora) y yo durante meses buscando refugio. Había insectos gigantes y llovía todo el tiempo, y no había forma de que yo mantuviera mis tenis limpios; era muuuy frustrante... En algún momento nos atacaba un oso y no se parecía nada a Winnie Pooh, así que ni como ofrecerle miel... Lo cual era una posibilidad porque hacia no mucho acabábamos de asaltar una colmena, y teníamos abejas para curar la gota, la artritis y la diabetes y harta miel para supuestamente negociar con los osos, pero todo fue un fracaso... una cosa realmente incómoda y un tanto desinformada. Salimos ilesos y seguimos vagando durante mucho tiempo.
Finalmente llegamos a una colonia de sobrevivientes donde tenían agua corriente, electricidad, comida y ropa limpia... ¡uffff estamos salvados!.
Nos acomodaron en un cuarto limpio y cómodo y finalmente sentimos el inigualable confort de una cama bajo nosotros. En eso estábamos cuando la pioja ( O Heather Graham) me dice mientras mira su teléfono: "¡No manches, Hay internet!". "¡¿Qué qué?!" dije yo, al tiempo que me paraba y sacaba de mi back pack mi Imac... Así es, por ilógico que suene, todo ese tiempo recorrí el mundo con una inservible computadora de escritorio a mis espaldas, y la pioja (O Heather Graham) aun conservaba su iphone, ¡Y tenía pila!... Ya es dije que era un sueño ¿no? No busquen que tenga sentido, porque seguro también venía yo cargando todos mis discos... pero bueno. El caso es que sacaba mi compu, la conectaba a la red y... ¡Oh el horror!...  la conexión a internet me instalaba de manera automática el Windows NT en la computadora... Oh shit!... y al querer abrir mis Mp3 se abría el winamp... Oh double shit!. Nada de Itunes, ordenando todo inmaculadamente, ni la hermosa y util vista previa,  el Chrome, ni el Final Cut ni el Motion, ni el After, y para las fotos sólo jalaba el Paint... Oh cuadruple shit!
Me congelé, ni siquiera me fijé que paginas se podrían abrir, porque siendo realistas... en un mundo post-apocalíptico, ¿Cuáles son las posibilidades de que Netflix, Amazon o Daytrotter funcionen?... lo pensé un segundo y mire todas las comodidades alrededor de nosotros. y luego la pantalla de la compu, que se había vuelto chiquita, cuadrada y toda pixeleada...
"Bueno" pensé, "tampoco es que sea taaaaaaan fan del streaming, con herramientas parecidas hice toda la escuela, no hay bronca" Saqué un disco de música de la mochila y lo metí en el lector. Luego de hacer mucho ruido la pantalla se puso azul y un mensaje apareció: "Windows NT no encuentra el controlador del dispositivo. Por favor inserte el disco con el sistema operativo".
"Pioja (o Heather Graham)" decía yo... "Empaca de vuelta, es hora de regresar con los osos"... y entonces desperté.

Comentarios

Anónimo dijo…
Odio esos sueños que tienen toda su lógica interna y demás pero que son ilógicos y nomás no lo dejan a uno descansar. Qué desperdicio, caray, pudiendo volar o toparse con mi novio Dario Franchitti, etc. andar desperdiciando el subconsciente como dice Mafalda.
Anónimo dijo…
Odio esos sueños que tienen toda su lógica interna y demás pero que son absurdos y nomás no lo dejan a uno descansar. Qué desperdicio, caray, pudiendo volar o toparse con mi novio Dario Franchitti, etc. andar desperdiciando el subconsciente como dice Mafalda.
Juan Evers dijo…
Asi es, yo creo que ya no voy a tomar café antes de dormir...
Juan Evers dijo…
Gracias por pasar!!!

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.