Una visita de Consultoría

Pues todos muy ji-ji y ju-ju con la visita del cuate este Trump a México: Lo ven como un mega chiste y una oportunidad dorada para hacer sus memes todos chafotas gacho-photochopeados... en fin... yo creo que es algo que debe preocuparle a todos, no sólo a mis cuates que viven en gringolandia sino a la comunidad mundial. ¿Quién en el mundo puede darle a Trump los mejores consejos sobre como robar una elección?, ¿o de cómo evadir cualquier forma de rendición de cuentas?
¿A poco ya se les olvidó a todos su carota cuando anunciaron a los ganador de la elección presidencial en México del 2012?
De todos los marraneríos en los que han agarrado a su presidente, ¿Cuantos han tenido consecuencias reales?, ¿o cuántas cabezas de sus cuate-secuaces han rodado? Es más, ni siquiera un funcionario tan insignificante e inconsecuente como el director de la CONADE le hicieron nadita después de llevarse a pasear a Brasil a la novia, al masajista y al perico...
¿No se les hace que en algo pueden colaborar todos estos muchachones con la carrera presidencial del Señor Trump?
No va a faltar el ilustre egresado de ciencias políticas que argumente que eso no es posible porque les falta el  ingrediente indispensable para este apestoso caldo electoral, el votante mexicano... pero... ¿cuántos mexicanos hay en este momento en EU?.... ¡Ah verdad! Súmale el numeroso sector de votantes que creen firmemente que la tierra es plana y que todas las evidencias que apuntan en otra dirección es puro complot de los iluminati... ¡AH VERDAD!  ... y luego está Florida...
Esta visita no es una cosa político-diplomática o un acto lelo inconsecuente, es un curso express de democracia mexican style
Lo mejor es que los mexicanos se van a poder reír dos veces del mismo hecho: hoy con la visita y sus memes lelos, y en 6 años con la película que el Luis Estrada hará sobre estos hechos... 
¡Viva México!
 imagen de http://shanetownley.com/author/rtown/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas