Romance Vs. Realidad

Me encantaría ser un romántico y poder decir que lo primero que veo en la mañana es el hermoso rostro de la pioja o un glorioso amanecer o alguna cosa hiperbólica por el estilo, pero en completo apego a la verdad, mi primera imagen de cada mañana es la punta de mi dedo luego de ponerme los lentes de contacto. Eso es lo primero que veo y lo seguirá siendo mientras quiera seguir viendo. 
Una evidencia más de que uno no puede ser romántico y pragmático al mismo tiempo... Así que sólo queda mentir. De otra manera ¿qué pasaría con esas maravillosas canciones romanticas?



Todo sería como letra de reggeton, sobre chichis y nachas y cosas que hacer con ellas.
Terrible.
Así que señoritas, la próxima vez que digan que lo que buscan en un galán es que sea honesto... mejor dejen de decir mentiras... a menos que les guste el reggeton, ahí si, ni como ayudarles...

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Acapulco cuerpo y alma