Sunlit Youth

Las listas de lo mejor del año han empezado a saltar por todos lados como frijoles mágicos, y casi en ninguna he encontrado el Sunlit Youth de los Local Natives. En primer lugar me parece raro, ya que ese álbum venía en todas las listas de lo más esperado del 2016, (¿será que a los inútiles, holgazanes, descocados, millennials que escriben despreocupadamente con el trasero en los sitios de música se les olvidó escucharlo, luego de esperarlo afanosamente?) A lo mejor es porqué salió en el último tercio del año y más bien aparecerá en las listas de lo mejor de 2017, vaya usted a saber... aunque el de Nick Cave si viene... y ese salió mucho después... pero también, cualquier pelmazo se puede conferir un halo de intelectualidad al decir que escucha Nick Cave, aunque no lo haga. Como los cuates que dicen que "Godard los enloquece weeeeey". en esa gente no se puede confiar.
El caso es que el disco salió y lo compré y lo escuché y lo escuché y lo escuché y lo escuché, luego lo dejé de oír y luego lo volví a escuchar.
Con los Local Natives me pasa algo: son la primera banda que realmente me hace sentir mi edad y mi desconexión con el mundo actual. Me chocan sus pelos y sus chongos de bolsa de basura y sus playeras casualmente rotas y sucias. Seguro son veganos y alérgicos al gluten y tienen novias que se dedican a rescatar pitbuls (los perros, no los retrasados mentales auto-engrandecidos) y creen que la música en cassette es "la leche"... no se... De entrada no es gente con la que me gustaría platicar. pero su música es maravillosa: dinámica, compleja, ambiciosa, emotiva.
Hay canciones de los primeros 2 discos en las que ni siquiera puedo entender que está haciendo exactamente el baterista, ¡¡¡¡pero funciona!!!! hay groove y cadencia, y una base sólida para que los demás construyan.
Sunlit Youth se enfrenta al problema del complicado tercer disco: el que definirá hacia donde se mueve la banda.
Luego de Hummingbird (el segundo LP del grupo), se antojaba un giro hacia lo complejo, algo más cercano al OK Computer... un disco conceptual, oscuro, desgarrado y miserable... pero Local Natives optó por hacer un disco ligero, divertido, con sustancia pero plagado de canciones pegajosas e himnos de arena. No me parece una mala decisión. A veces lo mejor es optar por poder pagar tu renta y no por volverte una artista de culto.
El primer sencillo fue esta joyita:



Chulísimo. esa canción la debo haber escuchado como 300 veces en el verano. Y debe haber sonado en TODOS lados. La banda tocó en cuanto talk shows, programas matutinos, kioskos de parque, programas de radio que los recibiera.... uuufffffff..... Pero no me hartó. La canción aguanta muchas oídas, y de cierta manera define la estética de todo el Sunlit Youth. Pero el álbum sigue teniendo su curva dramática y profundidad sin perder su sensibilidad pop. Por ejemplo siguiendo el orden del disco, la siguiente canción es esta:



Que sirve de maravillosa transición hacia la segunda mitad del disco, mas compleja pero todavía percusiva y dinámica, medio trip-hop, medio brit, Una banda californiana que sigue buscando pero que también quiere complacer. eso se agradece. Basta con ver el empaque del disco y la portada que cambia con la luz del sol. "Dar algo más" es todo.



Esta es otra joyita:



No puedo definir porqué, pero la banda me toca una fibra. Desde su primer disco me han parecido magníficos, y puedo tolerar su look y su actitud, porque al final su música es una recompensa, y me recuerdan a Los Angeles de la misma manera que Los Lobos me recuerdan a Los Angeles. Es lo hermoso de una ciudad tan diversa.
Y por el poder de Blogspot: Sunlit Youth de Local Natives, disco luminoso y gozoso de la semana, y de lo mejor del año en mi lista, sin duda.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.