The Singer Addresses His Audience

Justo caí en cuenta que ya pasaron 11 años de la última película indiscutiblemente aceptable de Jim Jarmusch, y me sentí un tanto decepcionado, (En honor a la verdad, primero me sentí viejo, y ya luego sólo decepcionado).
Entre bodrios poser y sólo bodrios, Jarmusch ha castigado a sus admiradores pensantes y premiado a los villamelones. Luego de Only Lovers Left Alive queda una triste sensación de que probablemente lo hemos perdido para siempre y que, como Tarantino dice, en general los directores de cine vienen con fecha de caducidad.
Pensaba en escribir una incendiaria pieza, señalando detalle por detalle como es que Jarmusch ya sólo hace películas pa´los que se creen vampiros, apestan a humedad y fuman churro tras churro hablando de las hegemonías dominantes, pero luego me topé con esta joya de los Decemberists:



Tienes que apreciar a Colin Meloy, por decir sutilmente lo que hay en la cabeza de todos los artistas que se encuentran en una constante búsqueda y todo el tiempo se topan con "seguidores" que los increpan y cuestionan sólo porque "no le gustó" su último trabajo.
Si Jim Jarmusch quiere hacer películas sólo para pagar su renta, está en su derecho. No es "de nosotros". Lo único que nos toca es no ver sus películas, o regresar a las viejitas que si nos gustan y verlas por enésima vez.
Después de todo, los pachecos apestosos aspirantes a vampiro también tienen derecho a tener películas que los emocionen, sin importar que tan gacherrimas estén. Aparte no es su culpa que huelan a humedad, entre la mota que les atrofia el olfato y que siempre usan ropa negra que no se nota cuando ya está sucia, pues es lógico que de repente den el visagrazo espantoso.
Si me disculpan, me voy a ver "Night on Earth". 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

Los hombres somos idiotas

1996: el año en que la música existió.