1997 en 2007 en 2017

La primera vez que escuché Kismet nunca imaginé que fuera un disco de este siglo. Sus variaciones, cadencia y diversidad sonaban más en sincronía con los 90´s. No había este deseo irrefrenable de todos los artistas de ahora de tener un hook tras otro en todas las canciones. Kismet es un album para oírse con calma, con atención, dispuesto a ser transportado a una era mucho más interesante. Un disco de 10 años de edad que ya sonaba viejo cuando salió, pero que no ha envejecido un instante.
Obvio Jesca Hoop nació en los 70´s. Su sensibilidad se nota curtida por el tiempo y todas las corrientes musicales que hemos visto pasar en el cambio de siglo. Aquí la primera muestra:


Así es, para el oido entrenado que lo logró distinguir, ese es Matt Chamberlain en la batería, y Mr. Blake Mills haciendo sonar su guitarra como si metiera pollos en una licuadora. Son como 3 canciones en una sola, pero unidas por un delicado hilo de seda, robado de la colección personal de Tom Waits.
Acá otra chulada:



Qué manera tan romántica y precisa de describir el ataque de un huracán.
Kismet es producido por el infalible Tony Berg e incluye colaboraciones de pura luminaria, incluido Stewart Copeland. Si eres un loco de los tambores, sólo por oír el trabajo de percusiones en todo el disco, ya hay agasajo interminable, pero si le sumas el cuidado en las melodías,  la exploración de las guitarras, el trabajo vocal... uuuffffffff. No se si este album me entristece porque la música era mejor antes, o me alegra porque aun hay gente haciendo música así. Nadie habla de Jesca Hoop, no en la dimensión en la que su trabajo debería ser destacado.
Otra joya:


¿Quién me va a discutir que la belleza es femenina?. Por el poder de blogspot, Kismet de Jesca Hoop disco impecable, viejo/nuevo/viejo/nuevo/nostálgico/cínico/romántico/añorante/esperanzador de la semana.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas