El dilema.

Acabo de comprar en una tienda de viniles de la roma el Rock n Roll de Ryan Adams, nuevecito, cerrado, impecable, en $300. Lo había visto hace como 3 meses pero no me había animado a comprarlo, hoy pasé por ahí otra vez y no lo dude, en cuanto lo encontré lo pagué. Es un disco medianon del buen Ryan, pero con varios tracks gloriosos, y definitivamente se antoja oírlo en este crujiente y ruidoso formato.
Hasta aquí todo bien, el dilema es el que sigue:
El disco que compre es una edición limitada que se cotiza en ebay en la nada despreciable cantidad de 150 dólares!!! siempre y cuando el disco se conserve sellado para su venta, tal y como lo tengo en estos momentos.
¿qué hago? puedo aguantarme las enormes ganas que tengo de oírlo y venderlo para usar el dinero en más discos, o puedo simplemente optar por el lado decadente y no pelar que estoy dejando ir 150 dólares mientras retiro con cuidado el celofán que sella el LP y gozarlo con hedonismo irrefrenable (como esos millonarios que encienden sus habanos con billetes de a dólar)
Díganme amables lectores, ¿que debo hacer?

Comentarios

Pablo Marmol dijo…
Chaaale Johnny... Creo que lo que podrías hacer es mandarmelo a mi!... Yo en tu situación no sabría que hacer, pero dado que no tengo un peso quizá le entraría a la subasta, claro que nunca sabes cuanto van a pujar. Y la cosa es que si, no es el mejor disco de Ryan pero justo ese, escucharlo con ese punch tiene que estar sabrosísimo... Creo que voy a dejar mi comentario porque no está sirviendo para nada
Anónimo dijo…
El punto es que si es una edición limitada que encontrate a 300 pesos y se cotiza en 150 dólares, deberías de estar pensando que ganga!!, no el si debes venderlo, creo que nutre y le da un toque especial a tu colección.

No lo vendas!!!!

att: MBT
Pollo_stardust dijo…
PONLO DE SUBASTA.. SI NO SE VENDE A LA PRIMERA... LO QUITAS Y TE LO QUEDAS...

ES COMO EL REFRAN QUE DICE... "ESE DE DEJALO VOLAR Y SI VUELVE ES TUYO" O ALGO ASI...

NO TODAS LAS COSAS QUE SE PONEN EN SUBASTA SE VENDEN... O PON UN TIEMPO LIMITE.. "SI NO SE VENDE EN UNA SEMANA ES TUYO"... Y LISTO..

CONSCIENCIA TRANQUILA JJEJEJE
Anónimo dijo…
El que en unos meses se arrepienta, o no, de lo que sea que haga con ese disco, no tiene la certeza señor Evers; pero no creo que los casi dos mil pesos, que con el alza de impuestos seguramente se escurrirán entre sus manos rápidamente, sacien la curiosidad por conocer, y gozar a lo que suene ese vinil de Ryan Adams; además de mirarlo de vez en cuando y saber que, aun que en pequeño gesto, pudo poner el dinero en un segundo plano.
Daniel.

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas