Elvis has left the building...

Aun estoy batallando con la idea de que mi papá ha fallecido. Como ya escribí antes, en la vida cotidiana, de vez en vez se me olvida todo lo que sucedió, y sólo pienso que no lo he visto en mucho tiempo. Pero cada vez que la realidad me pega de golpe me siento un poco triste y muy confundido.
Ayer tuve un sueño que aclaró un poco toda mi confusión: Estaba con mi familia en un lugar indeterminado, parecía mi departamento, sólo que en el sueño era una casa en donde el balcón daba hacia un campo inmenso y las cortinas de las ventanas eran blancas. Mi Papá estaba con nosotros, pero un poco alejado, como siempre. Todos sabíamos que estaba enfermo y de eso hablábamos. Él permanecía sentado cerca de la ventana, comiendo o leyendo algo, no recuerdo. Discutíamos sobre su enfermedad y que podríamos hacer, tratando de planificar todas las complicaciones de su condición, era una discusión intensa. En algún momento mire hacia donde estaba mi padre, pero su lugar estaba vacío, había salido de la casa sin avisarle a nadie. Me acerque a la ventana, pero no se veía nadie alrededor, tampoco se veían casas cerca. Todos nos mirábamos como tratando de entender lo que había pasado, o si alguien sabia hacia donde se había ido mi papá, pero nadie atinaba a decir nada. Y entonces pensé "es exactamente así como me siento" y desperté.
No le dijo nada a nadie, no hubo despedidas llenas de lagrimas ni algún secreto familiar revelado al final, simplemente dejó la habitación y se fue. No se porque, pero el agnóstico que vive dentro de mi se sintió más tranquilo después de este sueño. Verlo de manera tan sencilla ciertamente lo hace mas sencillo. Elvis has left the building...

Comentarios

Anónimo dijo…
pues me alegro que ya estes mas tranquilo. un abrazo desde tejas.

por cierto visito tu blog casi todo los dias je ,Lo que pasa es que en la escuela tengo clase de comunicancion y siempre estamos en las computadora pero no hacemos nada ni comunicarnos.
Juan Evers dijo…
Anónimo de tejas:

Gracias por pasar.. aprovecha la escuela, sobre todo para hacer cosas que no son de provecho, mientras uno está en la escuela se vale...
un abrazo
Anónimo dijo…
Juan:

Feliz año nuevo!!!!
jeje gracias por el consejo lo tomare en cuenta.

Acabo de regresar de 2 semanas de vacaciones..list para ser nada en esta classe ,esa es la razon que no habia contestado antes .
JL dijo…
Hay muchas cosas en la vida que simplemente pasan, no hay música de fondo ni un narrador que explique las sensaciones como en Los Años Maravillosos. Es tarea de cada quien interpretar y valorar cada situación para darles el sentido que mejor le venga a uno, o mejor aun, también a los que tienes al lado.

Entradas más populares de este blog

Sunlit Youth

1996: el año en que la música existió.

Los hombres somos idiotas